Para participar en No Somos Escritores usted solo deberá enviar un primer trabajo a nuestro email

nosomosescritores@gmail.com


El mismo deberá incluir una ilustración a elección del autor para encabezar el texto
(su medida no debe exceder los 800px)
De contar con blog propio se sugiere indicar la dirección del mismo. Su participación en el sitio implica la aceptación de los términos indicados en 'Legales' y 'Normas'

15 de diciembre de 2014

el comentario 4 comentarios

Hormiga metálica


Malena es una dulce.
Un bombón de chocolate relleno de dulce de leche. Un alma tierna en un envase que da para el malentendido. Porque Malena es una de esas chicas que tienen mucho de atrás y otro tanto de adelante, es decir un culo tremendo y unas tetas colosales. Claro, suelen ser indicios mal interpretados para alegría de Malena, que disfruta del placer como cualquiera. Pero le insisto, ella sigue siendo un almita pura sin necesidad de ir a ninguna iglesia. Sin maldad, si usted me entiende.

Por lo tanto, cuando se compró el autito nuevo no se le ocurrió mejor idea que publicarlo en la red social de la manito con el pulgar arriba. Era simple alegría de haber alcanzado un objetivo que le producía felicidad. Casi dos años pagando la cuota y licitando sin éxito la habían llevado a la adjudicación del auto una vez que lo había pagado por completo. Pero qué feliz que estaba ! Lo primero que hizo fue sacarle una foto a su carroza amarilla, si, amarilla para no pasar desapercibida y para atraer a la buena suerte y la subió a la Red con un texto que decía:

-Autito nuevo !!! Hoy estoy re-re-feliz :) -

De los trescientos veinticuatro amigos de su lista, cinco le marcaron un "Me gusta" , cuatro la felicitaron con un "Que lindoooo, me alegro por vos queridaaaa" mientras que su cuñada Rosa fue la única que le escribió algunas líneas un poco más elaboradas.

-Que suerte Malena - le puso - Era hora nena. Nosotros nos compramos el BMW de este año. Claro tuvimos que vender el Audi, pero nos quedamos con la Cayenne. Qué te compraste querida? En la foto no se ve muy bien. Es un Porsche Boxter?-

Malena, con toda su inocencia de adulta contestó con un "Me gusta" y trató de recordar de que marca era su modelo QQ recién rodado.

Ella nunca le preguntaba nada a nadie que no quisiera ser interrogado. No le gustaba esa mecánica de chismoso aburrido que primero ostenta y luego pregunta para menospreciar al otro. Prefería invertir ese tiempo en disfrutar su propia vida.

Claro que le gusta contarle a quien le preste oídos sobre la emoción que había experimentado al entrar en su primer auto 0km. Del olorcito a nuevo que lo invadía todo. De hacer los primeros metros para salir de la concesionaria con el temor del que no conoce los comandos, el recorrido del embrague o del freno de su impecable hormiga metálica. Esa hormiga que en medio del embotellamiento de media tarde avanzó por el sendero apretujada entre tantas otras obreras a paso de hombre  hasta llegar a la estación de servicio más próxima porque, aunque haya pagado millones, la concesionaria siempre entrega los rodados con tan sólo cinco litros en sus tanques de nafta.

Pequeñas aventuras que Malena también quisiera compartir con alguien más, preferiblemente alguien que no intente declarar su superioridad valorizando sus logros en una balanza arreglada.

Malena no era muy "tuerca" que digamos. Había aprendido a estacionar de oído, es decir avanzando marcha atrás hasta escuchar el sonido de vidrios rotos. Pero esa técnica ya era parte de su pasado. Su QQ vino provisto de un aparatito que emite un bip-bip que según lo rápido que suena le avisa que ya está por romper los faros de otro vehículo, o todavía falta un poquito más.

Lamentablemente adelante no cuenta con el mismo dispositivo y más de una vez ha empujado a cuanto auto se encontrara detenido en un alto mientras ella se maquillaba por la mañana. No es fácil delinearse los ojos sin que el vehículo se le vaya un poquito para adelante. Por lo general una sonrisa y una disculpa bastaban para cerrar el tema hasta el próximo semáforo.

Pero no entienda mal, Malena es una conductora responsable. Nunca habla por teléfono mientras maneja. Cuando le suena el móvil, toma una de dos decisiones, o no atiende o se detiene a hablar inmediatamente. No importa si es una calle poco transitada o la vía rápida de una autopista, ella pone las luces intermitentes y detiene el auto donde sea para así poder hablar con toda tranquilidad.

Cuando estrenó su registro contaba con un Fiat Uno con más de veinte años de mecánica averiada. Su problema por entonces eran los cambios... de todo tipo. Ponía primera marcha y seguía así hasta el destino. Nada de embrague, nada de cambios. Incluso pensó en comprar uno con caja automática, pero por suerte entendió que los Fiat Uno no la traen de fábrica. Luego se resistió a los cambios de carril. Subía a una autopista o ingresaba a una avenida de múltiples vías para quedarse por siempre en la misma por la que había entrado. Nada de guiño y cambio de sector. La espalda separada cinco centímetros del respaldo, los ojos fijos en el camino y ambas manos aferradas con las uñas al volante del pequeño vehículo. Y siempre siguiendo la misma huella sin importar que un camión doble acoplado se le pegara detrás con las luces altas y la bocina tronando, ella no cedería un tranco de mosca hasta tanto no llegase a destino.

Por entonces conducir se le había hecho una actividad un tanto estresante. Pero ahora no, ahora la disfrutaba un poco más. Había aprendido a manejar con taco aguja, a mirar por los espejos sin necesidad de maquillarse, a retraer el respaldo para que sus tetas no se vieran presionadas por el volante y a acomodar su hermoso culo en un asiento que respetara sus voluptuosas formas.

Su nuevo autito estaba hecho para ella. Era una hormiga culona argenta con el pelo teñido de amarillo, los ojos siempre asombrados y una sonrisa permanente en los labios, a la que ya sabía que sólo había que revisarle el aceite, el agua, el líquido de freno, el de la dirección hidráulica y la presión de aire de los neumáticos. Lo que se dice, una chica de bajo mantenimiento. Y todo ello lo hacía en la estación de servicio cuando llenaba el pequeño tanque y les regalaba a los empleados una sonrisa deslumbrante. Había notado que si vestía su musculosa turquesa y las calzas negras, el servicio, si bien se demoraba más, era mucho más completo que cuando iba simplemente enfundada en sus jeans y remera holgada.

Sentía que se aproximaba la hora de cumplir su sueño de recorrer todo el país de norte a sur con un autito nuevo. Era la oportunidad de hacerlo con la tranquilidad de que todo funciona bien y no ocurrirán averías inesperadas. Iría hasta La Pampa, de allí a Neuquén por la ruta del desierto, los Siete Lagos, San Martín de los Andes, Bariloche, El Bolsón, Lago Argentino, Ushuaia y vuelta a subir por la costa. Ya no le gustaba mucho la idea de hacerlo todo junto, pero después iría a Córdoba, Mendoza y San Luis. Más al norte no, porque no soporta tanto calor.

Sin embargo por ahora tenía que soñar con usarlo en vacaciones acordes a los cinco días que le correspondían en el trabajo. Eso sin considerar que el esfuerzo de pagar todos los impuestos del auto más el garaje que se merece y el seguro que le obligan a tener, le dejan poco margen para el gasto. Era posible incluso que necesitara  tomar algún trabajo adicional para poder mantener su soñado rodado.

En eso andaba pensando cuando notó que la dirección tiraba para un lado, se ponía dura y el auto parecía mover la trompa en un sube y baja interminable. Había pinchado un neumático delantero. Lo supo incluso antes de bajarse y verlo. Lo que sí la sorprendió fue el percatarse de que no sabía dónde estaba el cricket, la llave cruz y todas esas cosas que usaba su papá en esos imprevistos momentos. Lejos de sentir que no podría hacerlo Malena siguió las indicaciones aprendidas desde chica. Sacó el triángulo de alerta y lo colocó varios metros atrás, aún cuando estaba contra el cordón y bastante bien estacionada. En la maniobra descubrió una gaveta oculta donde se encontraba el cricket y la llave cruz que era más parecida a una jota que a una equis. Entusiasmada con el descubrimiento  se dispuso a sacar la rueda. Colocó la llave en cada bulón y con una patadita sin taco aguja los aflojó uno por uno con natural alegría. Una vez completado el juego de cuatro se dispuso a colocar el gato en la ranura correspondiente y comenzar a girar la manivela.

Sabía que debía recordar algo del seguro. Algo que el agente le había comentado a la hora de contratarlo.

Levantó el autito y con mucho esfuerzo retiró la rueda de su lugar. El problema era que no sabía dónde se encontraba la de auxilio.
Tomó un poco de aire. Observó sus manos de manicuría totalmente destruidas en el esfuerzo y se abocó a buscar el manual del vehículo para descubrir a la huidiza cubierta de recambio.
Allí estaba absorta en su apurada lectura cuando sintió que alguien le golpeaba la ventanilla.

Si bien la zona no era como para preocuparse se sintió sobresaltada al extremo de tener palpitaciones. Pero del otro lado de la ventanilla se encontraba un muchacho casi de su edad, bien arreglado y con una sonrisa capaz de alegrarle el día a cualquiera.

-No te asustes - dijo retirándose un poco y mostrando sus palmas vacías- quería saber si te puedo ayudar en algo. Parece que lo tuyo no es la mecánica, no?

Malena sonrió relajada. Seguramente el haber luchado con la rueda mostrando su culo monumental enfundado en calzas había disparado un automático llamado a la solidaridad.

-Me podrás ayudar ? No puedo encontrar la rueda de auxilio - dijo Malena con una sonrisa provocadora y leve mohín de su cabeza-

-No hay problema. Yo de esto sé bastante. - se pavoneó él - Fijate que este modelo es de 1083 cm3 y tiene cerca de 64 cv. Motor delantero de cuatro cilindros, máxima de 140 y un consumo de 4,4 litros cada 100km. Una belleza de autito dentro de los de su rango. Claro, yo no me compraría uno, son para minas, jeje... disculpame, para chicas quise decir...

Pero Malena sólo quería saber dónde se encontraba la rueda .
-¿Y el auxilio?

-Ah, si, abajo de la alfombra del baúl supongo. Abajo no tiene jaula. Debe ser de un rodado más fino, porque hay poco espacio...pero te alcanza como para llegar hasta una gomería...para usar en la ruta no...

-¿Me ayudás?

-Claro, como no...Fijate, ves? acá está...

-Genio !!! Hay, que suerte que te encontré. O me encontraste...

-Cierto, no? Es como el destino...

-Si...

-En serio. Una suerte...

-Justo que necesitaba a alguien con fuerza, llegaste vos...

-Si, se te veía muy complicada con este tema...

- Y...si...No es para chicas, o minas como decís vos, esto de cambiar las ruedas. Mirame cómo me quedaron las manos...

-Huy, que feo. No , perdoná. Que pena ! Querés lavarte? Acá hay una confitería muy linda. Te puedo invitar a tomar algo, digo...si no tenés problema...No vayas a pensar que te quiero levantar, es una cuestión de solidaridad -sonrió- cómo te voy a dejar acá sola ¿no?...

-....-

-No, está bien. Te entiendo. Dejá... Que boludo.

-No. Es que pensé que me ayudarías a cambiar la rueda...

-¿Que la cambie yo?...¿No tenés seguro?

-Si, ¿y?...

-Que si llamás al seguro te mandan el camioncito del gomero y te la arregla acá mismo.

-Mierda! ¡Qué boluda que soy! - explotó Malena dando una patadita en el piso -Yo sabía que algo me habían dicho...

-Por eso. Para qué me voy a ensuciar esta ropita tan linda y limpia que me puse hoy para conquistarte si podemos llamar al especialista y mientras lo esperamos nos tomamos algo calentito acompañado de alguna cosa rica en aquella confitería...

Él remarcó cada palabra para hacerle saber que no era ni lerdo ni estúpido. Que lo único que quería era retenerla un poquito más. Tener la chance de conquistarla con cualquier cosa que sirviera. Quería que entendiera que además de su espectacular culo y colosales tetas, lo que más le había llamado la atención era esa voluntad de hacer aquello que uno no esperaba de ella. De ensuciarse las manos sin depender de la ayuda de nadie. De ser una verdadera mujer independiente dueña y señora de su propio autito.

Él no sabía aún que Malena además es una dulce. Un bombón de chocolate relleno de dulce de leche.
Aunque ella sí sabía desde un principio que su hormiguita metálica, de una forma o de otra, le iba a traer buena suerte.

OPin 2014


http://cuentossinrumbo.blogspot.com.ar/
Leer más

Best Blogger Tips

12 de diciembre de 2014

el comentario Comentar aquí

Discúlpeme, señor profesor


Discúlpeme, señor profesor
Sí olvidé decirle buen día
Sí olvidé hacer la tarea
Sí olvidé leer su texto
Sí llegué tarde
Sí me distraje
Sí interrumpí su clase
Sí protesté por mi nota
Sí pregunté lo que usted no sabía responder
Sí le demostré que estaba equivocado
Sí traté de enseñarle
Sí dije NO
Sí pensé
Sí cree que es algo personal
Discúlpeme, señor, si resulta que aquí
El profesor soy yo

Agustina Roldán
Leer más

11 de diciembre de 2014

el comentario Comentar aquí

El concepto de amor verdadero


Muchas personas me preguntan que te veo de especial para que esté enamorado de ti, que en el mundo hay chicas más guapas, con mejor cuerpo...Pero yo les respondo sencillamente.
Yo no quiero la mujer perfecta, yo quiero a la mujer que me haga sentir perfecto, con la que no importe el frío ni el calor, solamente la compañía, alguien que me haga sentir que los domingos no son tan deprimentes ni los lunes tan malos como dicen.
No te quiero para estar haciendo el amor en cada momento, sino para demostrar el amor que nos tenemos en cada detalle.
Quiero que seamos el "estos no se cansan de estar juntos" de la gente al vernos pasar, quiero alguien a quien abrazarme en las películas de miedo y alguien con quien reírme en las películas de comedia.
Quiero alguien con quien dar la vuelta al mundo y con quien hacer fotos ridículas con caras graciosas.
Quiero acostarme pensando en ti y que seas mi primer pensamiento de la mañana que me de ganas de vivir sin importar los deprimentes madrugones ni el dolor de cabeza de la resaca. Quiero que estés a mi lado, tener tu presencia
Porque cuando estás enamorado de alguien, lo que menos te importa es su físico, eso es una simple atracción entre dos cuerpos que se atraen pero no se aman de verdad, en el amor verdadero entre dos cuerpos no importa el aspecto físico ni lo que piense el mundo exterior, sólo el corazón, por eso siempre representamos el amor con el símbolo del corazón.
Y esto es lo que siento por ti, para mí es el concepto de amor verdadero, para el resto no lo sé ni tampoco me importa.

C.D.C.

http://escritorenelolvido.blogspot.com.es/
Leer más

9 de diciembre de 2014

el comentario 4 comentarios

Escribir una novela y no morir en el intento


Suelo recibir trabajos que según su autor tienden a construir una novela capítulo a capítulo. Muchas veces son trabajos inconclusos, demostrando que no existe una planificación previa, otras, llegan como obras terminadas en la forma de horripilantes mega relatos imposibles de digerir.

También tengo conocimiento de algunos blogs que realizan la tarea con éxito culminando en novelas de libre disposición u obras de teatro de gran éxito (véase los 200 capítulos de "Más respeto que soy tu madre" en http://mujergorda.bitacoras.com o "El pibe que arruinaba las fotos" de Hernán Casciari regalado en su blog Orsai  http://editorialorsai.com/blog/ ) Pero detrás de ambos casos hay conocimientos de escritor. Cuáles?

Escribir una novela u obra de teatro de calidad media requiere de varios y engorrosos pasos que la mayoría prefiere saltear, esperanzados en que se verán sobrecogidos por el toque mágico de las musas, aquél que les dictará sin errores ni esfuerzo la novela que los llevará al reconocimiento mundial.
Nada más lejano a la realidad. El proceso de escritura de una obra extensa es lo más cercano a un trabajo rutinario y profusamente programado.
Siendo optimistas, seguramente es posible escribir una novela en, digamos, seis meses, si realmente usted se empeña en ello y no tiene inconvenientes inesperados.

Pero por lo general resulta más realista pensar en 12 meses o de dos a tres años si usted no quiere precipitarse.
Aunque un poco largo, el mejor artículo que he encontrado donde se describe la carpintería necesaria para encarar éste tipo de trabajo es el de Escrilia, que ustedes pueden leer en su propia fuente clickeando aquí https://escrilia.wordpress.com/el-resumen/.
Por su calidad he mantenido todos los enlaces aclaratorios hacia otras notas del sitio.

Espero lo disfruten.

OPin

Cómo escribir una novela

Escribir una novela es bastante sencillo, hay que saber cómo empezar luego ir paso a paso escribiendo los capítulos hasta el final.

Bromas aparte, escribir una novela no es una acción (escribir) es más bien un proceso que para algunos puede ser bastante confuso por la cantidad de pasos a seguir, que resumo en:

1) Crear todos los personajes de ficción e idear un argumento redondo.

2) Escribir argumentos secundarios para integrarlos a la perfección en la trama principal.

3) Construir una atmosfera creíble y decidir hablar sobre un tema interesante.

… y eso es todo antes de que pueda sentarse a escribir la novela.
No es de extrañar que la pregunta que se hace todo nuevo escritor sea…

¿Por dónde empiezo?

Como la construcción de un edificio, para escribir una novela hay que tener una buena idea del conjunto, entonces trazar un plano detallado y definir un plan de avance.

El plano le da una visión general del conjunto y de cada componente, de cada pieza y material que necesita para construir el relato que al final pueda salir publicado con su nombre.

El plan de avance es una guía que le ayuda a escribir en el día a día, le dice dónde se encuentra hoy y a dónde debe llegar. Nos mostrará nuestros logros y el camino que resta.

Hay que tomarse el tiempo necesario para estudiar el plano antes de empezar a construir nuestra novela, para tener presente el todo; pero no debemos olvidar volver a consultarlo durante la ejecución de las obras, cuando estemos atascados en un detalle o perdidos sobre qué componente debe ir a continuación

En el nivel más básico, escribir una novela consiste en sólo tres pasos…

Planificación. Aquí es donde usted resuelve lo que quiere decir (en forma de síntesis).

Escritura. Es donde se transforma el plano en prosa y en diálogo.

Revisión. Por último, se pulen las ideas y las palabras hasta que brillen.

Fácil, ¿no? Bueno, sí… excepto que realmente no nos dice nada acerca de cómo escribir novelas. Entonces dividimos estos tres pasos en instrucciones concretas sobre qué hacer primero, en el medio y al final. Así llegamos a estos 15 pasos:

Planificación:
1. Preparación.
2. Decidir el objetivo: Tipos de Novelas.
3. Brainstorming: La idea original.
4. Decidir el tema.
5. La premisa principal.
6. Creación de personajes.
7. Punto de vista.
8. Sitio y situación.
9. Matemáticas.
10. El plano general: Síntesis del argumento.
Escritura:
11. Escenas clave.
12. Primer borrador.
Revisión:
13. Revisión de Tema.
14. Cohesión, consistencia y verosimilitud.
15. Corrección de estilo, gramática y ortografía.

Y ahora, la explicación de lo que conlleva cada punto de la lista. Ésta es una explicación resumida para no extenderme demasiado y al final lograr que se aburran, pero nos dará una idea clara de lo que hace falta tener cubierto para pasar al siguiente punto.
Les aseguro que si cumplen cada paso a conciencia el resultado será una novela con una calidad aceptable para la publicación.

1. Preparación
Hay algo necesario antes de iniciar un proyecto de éstas características y es tomarse un tiempo para decidir y comprometerse con un trabajo largo y pesado, sin reconocimiento inmediato.

Si usted busca la receta para escribir una novela completa para llevarle a una editorial en tan sólo unos pocos meses, buena suerte, pero me temo que no puedo ayudarle. No hay atajos en la escritura de novelas. Pero si está dispuesto a trabajar tan duro como sea necesario durante el tiempo que sea necesario (sin olvidarse de disfrutar a lo largo del camino, por supuesto) entonces si se puede llegar muy lejos.

En primer lugar, hay que decidirse a ser escritor de verdad, no de hobby. Encontrar el motor que lo impulse en este emprendimiento es algo personal. Hacer dinero de la escritura no es una mala motivación pero quizás resulte insuficiente, hay maneras mucho mejores de asegurarse que le dan ganas de trabajar en su novela todos los días.

Si decidimos que nos embarcamos en esto seriamente hay una serie de ajustes prácticos que deberemos hacer a nuestro ritmo de vida. Deberemos separar tiempo para la escritura, preparar un lugar específico, conseguirnos un ordenador (hoy en día es imprescindible, porque aunque parezca romántico darle a las teclas de la Remington de la familia, las correcciones y las entregas nos obligarán a tener una copia en digital); en fin preparar el entorno de un escritor, para que cuando llegue el momento sólo debamos sentarnos y escribir.

2. Decidir el objetivo: Tipos de Novelas.
Como ya lo habíamos comentado, hay que adoptar una actitud profesional. Olvídese de los ideales románticos y la imagen del escritor bohemio. Ser un escritor es una actividad creativa, pero también es un trabajo y la venta de una novela a un editor es una propuesta de negocio.

¿Qué significa eso para usted? Esto significa que puede aumentar su posibilidad de éxito si conoce desde el principio qué necesita su libro para integrarse mercado editorial.
No le estoy pidiendo que venda su integridad artística aquí, yo simplemente le aconsejo ponerse el sombrero de los negocios por un momento. Hay que investigar un poco el mercado e identificar un nicho al que apuntar porque es riesgoso escribir una novela sin tener una idea clara de la posición que va a ocupar en el mercado literario. Usted puede salirse con la suya si su novela entra perfectamente en una categoría, más por suerte que por juicio, pero si llega a deslizarse entre las zonas grises intermedias de los géneros, entonces los editores estarán poco inclinados a aceptarla, no importa lo bueno que la escritura. Editar novelas es un negocio, no una obra de caridad para gente creativa. Si sus libros no van a hacer ganar dinero a los editores (si no de inmediato, por lo menos en los dos o tres años siguientes) entonces no van a querer saber nada con ellos.
En la práctica esto se puede prever explorando los distintos tipos de novelas, decidiendo por el tipo que (desde nuestro punto de vista creativo) sea el que permitirá expresarnos de forma fluida y crear una historia a la vez interesante y original.

Si bien pueden existir innumerables tipos de ficción, a grandes rasgos se puede dividir en tres grupos:

Las novelas de género
Es la variedad más popular de la ficción. Se puede dividir en categorías como de misterio, policiales, ciencia ficción, fantasía, negras, de espías, etc. Si usted decide escribir ficción de género, es necesario tener en cuenta que cada categoría tiene un conjunto particular de reglas (o convencionalismos) que usted, el escritor, tendrá que seguir más o menos.

Literatura mayor o ficción literaria seria
Son generalmente novelas profundas de contenido y cargadas de simbolismos e ideología, con densas subtramas y alegorías. Por lo general mucho menos comerciales que los libros de género, con honrosas excepciones. Si su novela literaria seria pasa a ganar un importante premio o recibe crítica positiva del boca a boca, podría hacerle muy rico.

Ficción general o de gran público
Como habrá adivinado, se encuentra a medio camino entre los otros dos tipos. No son novelas de género, pero tampoco buscan la profundidad ideológica ni tienen las pretensiones artísticas de la literatura mayor. Son las novelas que se convierten en Best Sellers, y tienen un poco de otros tipos pero no siguen los convencionalismos de los géneros (algunas se sitúan en el futuro, pero no pretenden ser ciencia ficción, otras hablan de vampiros pero en realidad son de amor y no de terror, etc). Usualmente relatan historias más íntimas y cercanas.

3. Brainstorming: Todas las ideas, una idea.

Bueno, estamos acercándonos al punto donde empieza el verdadero trabajo (es decir, el punto en que comienza a planear su novela). Antes de poder planificar, sin embargo, es necesario encontrar esa idea generadora. Habrá que hacer el esfuerzo de buscar lo mejor que a uno se le pueda ocurrir. Después de todo, si le piensa dedicar una parte significativa de su vida a esta novela la última cosa que querrá hacer es empezar el pie izquierdo.

Algunas personas le dirán que las buenas ideas son difíciles de conseguir. Con todo respeto, no estoy de acuerdo. De hecho, creo que cualquier escritor tiene el problema opuesto: No tener suficientes años como para convertir cada buena idea que tiene en una novela.

Hay toda una sección dedicada a las ideas que quizás quiera explorar.

Intermedio: Planificar su novela
Las ideas de una persona sobre cómo escribir una novela serán un poco diferentes a las de otra persona. Es por eso que usted debe sentirse libre de adaptar este proceso de escritura de novelas a sus necesidades propias.

Tal vez una de las diferencias más grandes sea ésta:

A algunos les gusta planificar su ficción al detalle, antes de iniciar la etapa de la redacción y corrección. Otros escritores logran salir adelante con una planificación casi inexistente, o incluso sin planificación. Vienen de la escuela de escritura “sólo siéntate y escribe”.

¿Qué camino es el mejor? No hay una respuesta absoluta, sólo cabe decir que si una determinada manera de escribir ficción funciona para usted, ésa es la correcta.

Pero si no está seguro y quiere una recomendación, me permito sugerir que es mejor planificar su novela con tanto detalle como usted pueda, antes de escribir el primer borrador.

¿Qué implica la planificación de una novela?
Debido a que la planificación de un largo trabajo de ficción en detalle es una tarea muy grande (por no hablar de que puede ser potencialmente confuso), la mejor manera de hacerle frente es dividirlo en partes más pequeñas. En total, hay seis partes:

Tema y simbolismo.
Premisa principal.
Personajes.
Punto de vista.
Escenarios.
Argumento.

4. El tema.

Esto no es tan difícil o tan confuso como parece. El tema es la esencia del relato, el eje alrededor el cual gira la narración. El tema no es algo concreto, sino un concepto abstracto, universal, algo que todos podemos entender: el sufrimiento, el heroísmo, la violencia, la crueldad, etc. Como vemos, son todas palabras que, independientemente de si transmiten un valor positivo o negativo, no se atienen a una época o a un espacio determinado. El tema de nuestra historia es lo que queda de ella cuando la reducimos a una sola palabra.

Si queremos escribir una historia de amor, da igual si los enamorados son Romeo y Julieta, dos extraterrestres hechos de lava hirviente o una tostadora y un microondas, el tema de las tres historias será el amor. Para aclarar un poco más la cuestión veamos cuál es el tema en estas conocidas obras:
Peter Pan, de JM Barrie: la infancia.
El conde de Montecristo, de Alexandre Dumas: la venganza.
El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde: el narcisismo.
Madame Bovary, de Gustave Flaubert: el adulterio.
Crimen y castigo, de Fiódor Dostoyevski: la culpa.

Para concluir, la definición del tema es fundamental en nuestra planificación porque al fin y al cabo es de lo que nuestra novela va a tratarse y estaremos trabajando sobre este concepto durante todo el proyecto.

5. La premisa principal.

Una vez hayamos decidido el tema que ha de tratar nuestra novela debemos definir nuestra perspectiva personal sobre ese tema, la mirada del autor. Si el tema era sólo una palabra que contenía la esencia de nuestra novela, la premisa es una frase que establece nuestra postura ante ese tema. No se trata de una frase compleja, como habíamos visto en las ideas que originaban la novela, una premisa contiene todo lo que pasa en la historia, pero sin protagonistas, ni escenario, ni fechas; solo tema, conflicto y conclusión.

Por ejemplo, si su tema es “la mentira” su premisa puede ser “las mentiras siempre acaban por descubrirse” y la historia que escriba deberá atenerse a esa premisa, será la brújula, la promesa que ha hecho al lector y que debe ser respetada.
Al ser una postura personal y subjetiva, la premisa no debe ser (necesariamente) una verdad universal. Es su opinión sobre el tema, su tesis, y en la novela la va a demostrar.

¿Por qué premisa principal? Como puede suponer, en una historia compleja como las de las novelas aparecerán tramas secundarias y con ellas los temas secundarios y las premisas de cada tema secundario. Lo importante en este punto es definir nuestra premisa principal, que aportará nuestra opinión sobre el tema principal.

6. Creación de los personajes.

Hay dos grandes tareas para completar aquí:

En primer lugar, es necesario elaborar una lista de personajes (de todos, desde el protagonista principal hasta el hombre que pasa y pregunta la hora en el capítulo 8). Es imposible durante la etapa de planificación pensar en todos los personajes que se necesitan. Ya se que muchos de ellos no existirán hasta que usted comience a escribir, pero sin duda tiene una idea de quiénes son los principales actores. Esta lista de personajes va a ir creciendo y completándose a medida que avanza la escritura del primer borrador.

En segundo lugar, es necesario conocer a los personajes, escribiendo perfiles o mini-biografías para ellos. Conocer de arriba abajo a tus personajes antes de escribir una sola palabra de la novela es muy importante. Dejar de hacer esto significa no tener el material básico para convencer a los lectores de que son seres vivos y eso no dirá mucho de su reputación como novelista.

¿Qué debe entrar en estas mini biografías que usted necesita para escribir para cada uno de los personajes principales? Iré subiendo post sobre cómo crear personajes para que lleguemos a las respuestas.

7. Decidir sobre un punto de vista

Usted ya ha elaborado una lista de personajes y conoce de forma íntima y completa a los personajes más importantes de esa lista. Ahora que todos ellos son reales para usted el siguiente paso surge de manera sencilla: ¿Quién cuenta la historia?
No debe confundir nunca al autor de la novela (usted) con el narrador de la misma (una creación suya). En un relato de ficción nunca es el autor quien narra.

Si el narrador cuenta la historia desde fuera de los personajes, estará adoptando un punto de vista externo. En este tipo de punto de vista, el narrador puede ser:

Narrador omnisciente
Es dios. Tiene acceso al mundo externo e interno de los personajes, conoce su pasado y su futuro. Es ubicuo, por lo que puede contar hechos simultáneos que suceden en lugares distantes. Tiene un conocimiento completo de la historia y puede manejar un gran número de personajes. Puede también opinar sobre los hechos que narra, aunque no siempre lo haga.

Narrador cámara
Esta técnica de narración crea la ilusión de que no existen intermediarios entre la historia que se narra y el lector. Es lo más parecido a una película donde sólo podemos ver las acciones del mundo externo de los personajes, nunca sabremos qué piensan, no conoceremos sus emociones, ni su pasado o su futuro. Es como asistir a la historia “en directo”.

Narrador cuasi omnisciente
Es un narrador omnisciente, pero limitado a uno de sus personajes. Usted utilizará la tercera persona pero contará la historia desde la perspectiva de su personaje protagonista. Sólo accede a las escenas que ve el personaje y sabe lo que piensa y siente ese personaje, no los otros.

Si el narrador cuenta la historia desde dentro de los personajes (ya sea uno o varios), estará adoptando un punto de vista interno. Aquí utilizará la primera persona, verá la historia a través de los ojos de ese personaje y podremos oír sus pensamientos.

Hay montones de combinaciones que pueden dar juego a interesantes formas de contar la misma historia.

8. Sitio y situación

Una vez haya decidido quién y cómo narrará la historia al lector, deberá saber el dónde y cuándo de la historia. La escenificación abarca mucho más que calles y edificios. Es concretamente todo el mundo que rodea a los personajes. Incluye cosas como lo que los personajes hacen, un trabajo, el clima (muy importante en una novela es crear atmosfera). La historia de la ciudad o el lugar donde los personajes están, el folclore.

Al igual que con los personajes, tiene que conocer a fondo el entorno antes de empezar a escribir sobre ello. De hecho, si usted ve la escenificación de una novela como un personaje más, no se equivocará.

Para esto debe realizar algo de investigación, recolectar fotos, tomar apuntes en forma de cortas descripciones (no sólo visuales, también de sensaciones, olores, tacto, etc.).
Actualmente el Google Maps nos lleva a casi cualquier sitio y nos permite prácticamente pasear por las calles en cualquier punto del globo. Si nuestra novela se desarrolla en la actualidad, ésta será una excelente herramienta.

9. Matemáticas

Antes de escribir nuestro argumento, deberemos conocer ciertas estadísticas que pueden ayudarnos un poco con la estructura básica que ese argumento puede tener.

En general, las novelas se componen de tres secciones (o tres actos): Inicio, que abarca un 25% del total del libro, nudo un 50% y desenlace el restante 25%. Si tenemos en cuenta que una novela tipo tiene unas 80.000 palabras, la proporción de: inicio 20.000 / nudo 40.000 / desenlace 20.000.

El inicio comprende la introducción a la historia y a los personajes, proporciona es estatus quo y va creando el marco lógico para la introducción del primer punto de giro de la trama, donde se presentará el conflicto que nuestro personaje deberá resolver. En una novela tipo se desarrollan unas 80 a 120 escenas o acontecimientos significativos. Si tomamos la primera cifra y de acuerdo con los porcentajes iniciales, unas 20 escenas conformarán nuestro inicio.

El inicio culmina cuando el protagonista toma la decisión de actuar.

El nudo, que es donde se desarrolla la historia, la acción en sí, comprenderá unas 40 escenas, unas 40.000 palabras. Aquí aparecerán las subtramas (historias que involucran personajes secundarios y que complementan o funcionan de contrapunto de la historia principal).

El desenlace es donde se define la historia y se ven las consecuencias de la acción llevada a cabo por el personaje principal. Tendrá otras 20 escenas (20.000 palabras).

Evidentemente es una estructura simplista y poco profunda, que no se ajustará a la novela que está pensando, pero es realmente útil a la hora de iniciar el planteamiento del argumento de su novela, Los números irán cambiando, pero es muy probable que se encuentren en los márgenes de los promedios dados.

10. El plano general: Síntesis del argumento

Este es un paso realmente importante, por lo menos en términos de cuánto tiempo le llevará. Primero definamos: El argumento es una serie de eventos vinculados, en relación con un personaje que quiere lograr algo importante para él y que no será fácil de conseguir. Los eventos deben ceñirse a la lógica interna del relato y llegar a una conclusión satisfactoria.

Para esto, también deberemos entender un par de conceptos más, el de historia y trama.
La historia es el desarrollo de la acción (en donde se involucran nuestros los personajes) de forma lineal y cronológica. Es todo lo que pasa en su novela, contado desde el principio hasta el final en el orden natural de los acontecimientos. La trama, sin embargo, el cómo decide usted mostrar esos acontecimientos. Es el resultado de organizar narrativamente esa historia que ha pensado. Para construir la trama deberá tomar dos decisiones fundamentales: Seleccionar qué pasajes vamos a contar de la historia, porque en una serie de hechos no todo es interesante y determinar en qué orden vamos a narrar lo seleccionado.

A esta historia es necesario vincular una o varias subtramas perfectamente integradas en la trama principal. También deberá crear intriga mediante la plantación de “señales” que servirán de referencia para que los acontecimientos futuros no parezcan caídos del cielo.

Una vez que haya completado el argumento base, usted estará listo para comenzar a escribir su novela.

11. Escenas clave

Una técnica útil para comenzar la escritura es sentarse a escribir primero las escenas clave del argumento. Si la trama está bien realizada, nos conocemos a fondo los personajes, los escenarios y el desarrollo de la historia, entonces podemos definir cuántas y cuáles son las escenas clave, esas escenas importantes, intensas o emotivas con las que seguramente ya estuvo soñando en más de una ocasión mientras se gestaba la historia en su cabeza.

Iniciar la escritura desde uno de estos puntos calientes le brindará el entusiasmo que necesita para generar páginas y páginas sin temor al bloqueo frente a la página en blanco. La escritura no consecutiva además fija estos puntos clave de la historia tal como los hemos imaginado y permite que, cuando comencemos a llenar los espacios intermedios, nuestra novela se dirija exactamente donde queríamos en un primer momento.

12. El primer borrador

Usted se habrá dado cuenta de que, en esta guía de 15 pasos sobre escribir una novela, los primeros 10 se ocupan de la preparación y planificación. Eso es bastante deliberado.
Según los agentes y los editores, la mayoría de las novelas son rechazadas a causa de una pobre elaboración. Y ¿adivinen qué? Está mucho más propenso a escribir una novela bien elaborada si se toma el tiempo y la molestia de planearlo todo con cierto detalle.

Si decide obviar la planificación y saltar directamente a la escritura, está bien. Lo más probable es, sin embargo, que el primer proyecto vaya a terminar siendo una zona de desastre estructural y, a continuación, tendrá que aplicar todas las técnicas de planificación durante las etapas de revisión.

Aunque algunas personas le dirán que la única parte verdaderamente creativa en una novela es la escritura en sí: están equivocadas. De hecho, partir de una hoja de papel en blanco y llenarla de personajes, lugares y eventos, usando nada más que su imaginación, es la definición misma de la creatividad.

Algunos autores le dirán que escribir un primer borrador de una novela es una agonía. Y hay algo de verdad en esto. De hecho, es precisamente en este momento en que el bloqueo del escritor acecha. Si ya tiene escogidas y planteadas, incluso escritas, las escenas clave de su novela como había visto en el paso anterior, esto no le sucederá

Abordada con una mentalidad positiva, no hay ninguna razón por la que llenar unos pocos cientos de hojas de papel con las palabras no deba ser una experiencia gozosa.

Los recién llegados a la escritura cometen aquí el error más grande: escribir tratando de redactar y editar al mismo tiempo (es decir, obtener volcar una frase al papel y de inmediato empezar a tratar de mejorarla). No haga esto. Los primeros proyectos son simplemente poner la trama en negro sobre blanco, no importa lo terrible de la calidad de la prosa. Ya se encargará de pulirla en el siguiente paso.

Hay dos maneras de escribir una novela, una es la redacción de una sola vez, hasta terminar el primer borrador y la segunda es hacerlo capítulo por capítulo y revisar cada uno antes de continuar. Para la segunda sólo tendrá que repetir los pasos de revisión con cada capítulo en lugar de con toda la novela. No importa cuál de las manera haya escogido, el resultado no debe variar.

13. Revisión del tema

Lo que hará en este paso es revisar lo que ha dicho. Si usted hizo un montón de planificación antes de escribir el primer borrador de la novela (como se recomienda) no tendrá demasiado que hacer aquí. En pocas palabras, deberá asegurarse que su novela habla efectivamente del tema que planteó en un principio y que al lector le queda claro que es así. También si el mensaje que deja la lectura de su historia encaja con la premisa que había escogido defender.
Esto deberá hacerlo también con cada subtrama, aislándola en lo posible de la historia principal y viendo si el tema y la premisa de esa parte de la historia son comprensibles.

14. Cohesión, consistencia y verosimilitud.

Los personajes tienen el hábito de tomar una vida propia durante la escritura, y a menudo significa que lo que usted quería que hagan los personajes (es decir, el argumento) se puede salir de pista en algunos lugares. Esto es realmente una bueno. El cambio de opinión acerca de ciertos aspectos menores de la historia, una vez la vaya conociendo detalladamente, debe dar lugar a una historia mejor. Pero también significa que ahora tiene que revisar cuidadosamente el manuscrito para encontrar los errores o inconsistencias que se podrían haber deslizado.

La cohesión es la manera de relacionar y unir las distintas palabras, oraciones y párrafos del texto, de forma que se entiendan como partes del mismo todo. Salvo que se busque una diferenciación por motivo de la trama, nuestro texto tiene que dar la clara sensación de integrar la novela de forma fluida y natural.

Como sabemos, las novelas tienen su propia lógica en donde cada hecho tiene una causa y una consecuencia. Si existen en nuestra novela escenas, actitudes o acciones de nuestros personajes que parecen inexplicables, o que no siguen la lógica interna de la novela, estas secciones atentarán contra la comprensión de la historia. Todas las acciones, actitudes y pensamientos de nuestros protagonistas tienen que ser consistentes con lo que anteriormente se ha escrito sobre ellos y así llegaremos al final que aunque pueda sorprender al lector, será una resolución creíble y lógica de los acontecimientos anteriores.

La verosimilitud está muy cerca de la coherencia. Respetando la lógica de nuestro relato, nuestros personajes deben actuar, hablar y pensar como lo que son. Cualquier elemento que contradiga su perfil restará credibilidad a ese personaje y por añadidura a toda la historia. De la misma manera, si sobreviene una resolución o una acción sin causa previa, parecerá poco creíble y contagiará la sensación de falsedad a toda la historia.

15. Corrección de estilo, gramática y ortografía.

Esto simplemente significa pulir el lenguaje hasta que fluya tan fácilmente como una buena conversación. O como Hemingway lo puso: “Conseguir las palabras correctas y colocarlas en el orden adecuado.”

El mejor consejo es simplemente confiar en su oído. Fue el amor a la lengua lo que le llevó a escribir una novela en primer lugar, por lo que este es el momento de confiar en sus instintos.

Si una frase suena demasiado elegante, demasiado exagerada, es necesario bajar el tono o directamente sacarla. Si suena floja, todavía necesita trabajo. Pero si una oración fluye sin esfuerzo y transmite la idea exacta de lo que significa para nosotros, lo que buscábamos, no la toque.

En cuanto al estilo, en mi opinión, el mejor es un estilo simple que no llame la atención sobre sí mismo (a diferencia de la prosa pomposa, que es lo que los aficionados escriben cuando tratan de sonar literarios). Y la paradoja es que, cuanto más simple y menos trabajada usted quiere que sea su prosa, más se tiene que trabajar en ella.

Esto es muy importante: No trate de vender su novela a un editor hasta que haya revisado las palabras una y otra y otra vez. (y luego, una vez más para la buena suerte.)

Conclusión

Pregunte a cien escritores sobre cómo escribir una novela y obtendrá cien respuestas diferentes. Todo el mundo es único, y todo el mundo trabaja de manera única. Le puedo decir lo que funciona para mí y para muchos otros escritores con los que he hablado, pero si usted necesita adaptar los pasos anteriores a sus propias necesidades personales, eso es lo que debe hacer. El anterior es un programa tipo, usted debe darle la forma definitiva, la suya.

Más allá del proceso de escritura de novelas, también es necesario practicar, practicar y practicar mediante la aplicación de lo aprendido a su propia novela en progreso. Y tiene que leer un montón de ficción publicada (preferiblemente del mismo género que está escribiendo) así que usted puede ver ejemplos que tienen relativo éxito. Estudiar, escribir y leer, haga estas tres cosas al mismo tiempo y se creará un verdadero círculo virtuoso.

“Tienes que estar preparado para trabajar siempre sin aplausos… nadie puede ver lo que haces hasta que lo hayas repasado una y otra vez, hasta que se haya logrado comunicar la emoción, las imágenes y los sonidos al lector, y mientras estés completando el mensaje, las palabras, a veces, no tendrán sentido para ti cuando las lees, así que muchas veces tienes que volver a leerlas y releerlas. Cuando el libro salga publicado tu habrás comenzado otra cosa, todo lo habrás dejado atrás y ya no quieres ni oír hablar de ello.” Ernest Hemingway.

https://escrilia.wordpress.com/
Leer más

8 de diciembre de 2014

el comentario Comentar aquí

Vivimos sin saber por qué



Vivimos pensando en si hacemos las cosas bien o mal,

en qué es lo diferente y qué es lo normal.

Vivimos teniendo siempre el mañana en la mente,

eso hace que no disfrutemos del presente.



Vivimos buscando formas para ganar dinero,

mientras buscamos el amor verdadero.

Vivimos intentando no cometer errores,

sin darnos cuenta de que es lo que activa nuestros corazones.



Vivimos con mil preocupaciones,

luchando por conseguir nuestras obligaciones.

Vivimos con sueño, cansancio y hambre,

sin saber la responsabilidad como hombre.



Vivimos mientras se va pasando el tiempo,

sin apreciar la belleza de cada momento.

Vivimos perdiendo poco a poco nuestra salud,

terminando tristemente en un solitario ataúd.

C.D.C.

http://escritorenelolvido.blogspot.com.es/

Leer más

6 de diciembre de 2014

el comentario 1 comentario

Entre los sueños y la vida



La vida es como un sueño, cuando se disfruta el momento se siente que se vive una vida entera, en un marco donde todo tiene sentido, de cierta formas hayas coherencia a dragones, cholos y una desentrañable escena de ciencia ficción en toda la trama.

Ahora, ¿qué es tu vida? Si no una historia contada por ti mismo, donde tú eres la estrella, y esos destellos eléctricos convertidos en imágenes fueron coherentes en su momento, aunque hoy en día solo sean saltos temporales; primero caminando bajo la soledad de la lluvia, luego abrazando al amor de tu vida… ¡otro salto temporal!, ya que terminas bajo las esquinas de tu dormitorio, sollozo y solo.

Pero que es nuestra vida y que son nuestros sueños, no son más que historias del pasado cercano o lejano sin coherencia, lagunas donde los actores principales somos nosotros.

Letrada

http://letradas.blogspot.es/
Leer más

4 de diciembre de 2014

el comentario 2 comentarios

Sólo queda confiar en el tiempo


Todos tenemos momentos en los que sentimos que nuestra vida se va a la deriva. Esos momentos en los que te aburre practicar tu deporte o actividad preferida, momentos en los que odias tu canción favorita porque te recuerda a esa persona, esa que ahora camina de la mano junto a alguien al que siempre habías considerado tu amigo.

Y en esta lluviosa y fría tarde de domingo invernal no tengo otro plan que llorar, llorar hasta que mis lágrimas inunden mi almohada. Dicen que no se puede conocer la felicidad sin antes haber conocido a la tristeza, pero es que la tristeza vive a mi lado, y se ha quedado encerrada en mi habitación conmigo dentro. Procuras disimular tu dolor y envías mensajes fingiendo que todo va bien mientras tu visión se nubla y las lágrimas van mojando tu teclado.

Intentas orientar tu vida hacia otro sitio, a buscar un trabajo que te permita sobrevivir en esta vida llamada "regalo". Pero dentro de las miles de formas de ganar dinero, no encuentras ninguna que te pueda hacer feliz. Nadie sabe lo qué le deparará el futuro ni tampoco con quién lo compartirá, y mucho menos qué hay después del descanso eterno.

Entonces, decides buscar otro sitio hacia el que orientar tu vida, buscas amigos con los que desahogarte pero ya no los conservas, porque pasaste toda tu vida centrándote en alguien al que considerabas el amor de tu vida. Y buscas otros labios a los que aferrarte pero ningunos te harán sentir lo que sentías antes, porque sólo nos enamoramos una vez en la vida, el resto de veces perdemos el tiempo buscando a alguien que nos haga sentir lo mismo, alguien a quién poder llamar "mi vida" con sinceridad, porque es el verdadero sentido de tu vida.

Pero tu corazón ya está vacío, como lo está el corazón de un millonario o como lo está el bolsillo de un mendigo. Mientras tanto, te dedicas a ver cómo pasa el tiempo, que se ha quedado congelado durante este invierno pero siempre acaba dando una solución.

C.D.C.

Leer más

2 de diciembre de 2014

el comentario 10 comentarios

Mambo y los gorriones


La vida suele estar tapizada de tramperas para pajaritos.
El hombre de ventas elabora sus mentiras con la esperanza de que su colega de servicios técnicos encuentre las soluciones a los problemas que él ha creado para lograr el negocio. Sabe que el otro es experto en encontrar soluciones tangibles y así generar la confianza en sus actos y se aprovecha para atraparlo en esa debilidad o fortaleza.

El político y el obrero, el director de hospital y el médico, los generadores de problemas en oposición a los que quieren solucionarlos.

La dualidad de la vida personificada en sus más simples actores.

Tal vez por eso el director del hospital no estaba en aquella terraza mirando desde un décimo piso el estacionamiento plagado de autos y Matías si.

-Es un mambo amigo, un mambo...-parecía susurrar la figura de pijama a rayas parada sobre la cornisa- Ella me dijo que podía y no, no puedo amigo. No puedo. Me pican los sesos.

Matías lo escuchaba a unos seguros tres metros de distancia sobre la terraza. Apenas percibía lo que el hombre le decía, pero interpretaba que como en el tango de Discépolo, el problema radicaba en la certeza de que "ni el tiro del final te va a salir".

El pobre hombre no le era desconocido, desde hacía cerca de seis meses mantenían una relación enfermero-paciente y nunca había demostrado una mejora en su condición mental.
Lo habían bautizado "Mambo" por que parecía que era lo que tenía permanentemente en la cabeza.
Mambo en realidad se llamaba Gresak de apellido y según los registros del hospital su nombre podía ser Alfredo o Gastón, nadie estaba seguro.
Desde que había llegado para ser tratado por un problema gastrointestinal se habían tomado todas las precauciones  indicadas por el hospital neuropsiquiátrico que lo había derivado, pero nadie había previsto ésto. 
Para todos era un paciente modelo que se deleitaba con la observación de los gorriones. Ellos eran su verdadera pasión y tenía cierto convencimiento de que uno de ellos sería el mensajero que le comunicaría la respuesta a todas sus preguntas liberándolo de ese ciclo sin fin en que se había convertido su mente.

-Ella me dijo que podía hablar con el Barba, que él me daría un momento y hablaría conmigo. Me dijo que en un gorrión, no un hornero, ni un venteveo, un gorrión amigo, un gorrión con la respuesta al verde pensar que tengo y no puedo pasar amigo. Yo le dije que me canso mucho, le dije amigo que tengo un click en el bolsillo y uno con lamparitas en la cabeza, que viene y va de rojo al azul. Con el azul amigo, con el azul me tildo como un flipper, pero con el verde, no, con el rojo, me pongo posta re blando y me callo amigo, me da por dormir y tengo los sueños en que viene el gorrión y me dice amigo, me dice que todo va a salir bien si tengo el click en el bolsillo...-

Matias no sabia si debía interrumpirlo o no, en realidad no tenía especial entrenamiento en el trato con enfermos mentales y como siempre hacía lo que podía o lo que la lógica le indicaba. Se acercó a tan solo un metro o dos para poder oírlo, mientras el resto del personal parecía adherido a todos y cada uno de sus móviles llamando a cuanto servicio de emergencias podían localizar.

-Del cuartel dicen que tardan veinte minutos Mati. ¿Podés entretenerlo?

-Y...trato..., no sé...

El fútbol siempre había sido un nexo que era de utilidad entre enfermeros y pacientes de todo tipo, pero Mambo Gresak no era aficionado a ningún deporte.

-Mambo, ¿por qué no me contás mejor qué es lo que te molesta hoy? decime, la Tota te volvió a molestar?

Parecía que Mambo no escuchaba, pero simplemente no estaba interesado en lo que los demás querían saber esa mañana sobre él.

-La Tota? no, el boludo ese no amigo, el click me vuelve loco y ya no veo los colores para saber si tengo que hacerlo o no. No me para el bocho , sabés? no para y eso me jode. Tengo que apagarme como pueda ni rojo ni azul amigo, no hay nada que me pare, ni las pastillas.-

Matías sabía que el hospital ya no contaba con los suministros necesarios para ese tipo de tratamiento y que estaban usando medicamentos genéricos fabricados en firmas del ministro de salud. Casi ninguno tenía efecto, pero las remesas de dinero desaparecían como agua entre los dedos y las pastillas que Mambo había traído desde el loquero ya se habían terminado.

-Me dicen que un gorrión estuvo preguntando por vos en la sala. Decía que tenía un mensaje privado y que sólo te lo podía contar a vos...- intentó Matías.

Mambo, giró la cabeza con curiosidad y le preguntó secamente.

-¿Qué rango tenía el gorrión?-

-¿Cómo qué rango?- respondió Matías.

-Si, la mancha del pecho de los gorriones te dan el rango. El capitán tiene dos rayas en el pecho de color oscuro, no el general, eso; el general, los sargentos una sola y los soldados nada, son muy chiquitos para pelear. Tiene que ser un capitán general amigo, sino el Barba no me manda mensajes con soldados, Así que , ¿qué era?, mirá que si me mentís voy a saberlo porque si no era capitán seguro es mentira...

-Capitán era, con dos rayas en el pecho...-

-General, ah, entonces es verdad- susurró mientras procesaba la idea.- Son lindos bichos, pero un poco mandones...-

-Mambo, tenés que venir conmigo a hablar con el mensajero, dále, dame la mano que te ayudo y nos vamos para la sala donde te está esperando.-

Las palabras como siempre suelen ser las peores herramientas para convencer a los humanos y Mambo despertó de su letargo momentáneo.

-No, tengo que hacerlo. Seguro que te confundiste vos y no es un gorrión autorizado. El click, amigo, el click que pasa de rojo a azul y yo le hago caso a ella. Decile al gorrión ése que venga a hablar conmigo acá si se anima, que yo lo espero. Mirá, ¿no será ese? si para mí que es ese...

Las quince personas que estaban detrás de Matías esperaban que el enfermero pudiera convencer a Mambo de alejarse de esa cornisa. Comenzaron a hacerle sugerencias, a alentarlo para que tome la iniciativa y con una muestra de su arrojo y valentía salve esa vida que se quiere escapar por el vacío.
Dos o tres de los residentes de primer año ya estaban grabando en su móviles el acto de arrojo y con sus palabras intentaban hacer que Matias resolviera el conflicto antes que la batería o la memoria del celular llegaran a su fin.

-Che Matías dejáte de chamuyartelo que parece que te lo querés levantar para llevarlo al telo...- le decían entre risotadas.

Otros dos comentaban:

-No será el alienígena de K-Pax ?

-No boludo, es el de "Hombre Mirando al Sudeste"

-Pero ese no tenía gorriones...

-No pelotudo, prestá atención, los gorriones eran de otro interno, no del alienígena ...

-Tenés razón, es el de K-Pax...pero no el principal, ese de anteojos de sol, el otro, el actor secundario que se quedaba en la ventana con la vista perdida...

-Ése...si,ése...¿no te decía yo?

Matías pensó que si conseguía tomarlo de la mano lograría atraerlo hacia la terraza.

-Mambo, ese no es, vení, dame la mano que te llevo a la sala, Allá está el gorrión con el mensaje y vas a ver que te soluciona el tema del click y el rojo y el azul, todo junto.

Mambo extendió su mano casi inmediatamente y con una mirada que parecía decir "estaba esperando que me dijeras eso" tomó la mano de Matías ante el asombro de sus camaradas que ya soñaban con subir el video a YouTube o mandarlo al canal de noticias.

-Ella me dijo que podía amigo, que lo iba a lograr cuando alguien tratara de ayudarme, que haría el click y todo pasaría de azul a rojo amigo.

Y previsiblemente se arrojó al vacío.

Matías había sobrevalorado sus propias fuerzas. Pensó que podría sostener un peso muerto de ochenta kilos simplemente echándose hacia atrás y trabando la pierna derecha contra el borde de la cornisa. Que tal vez sus amigos dejarían a un lado sus celulares y le darían una mano.
Se equivocó en todo.
La angustia del descubrimiento de ese error de cálculo le tomó el pecho por asalto oprimiéndolo con una angustia que nunca había experimentado hasta esa primera y última vez. Un grito sordo delató su arrepentimiento tardío mientras la mano férrea de Mambo se negaba a abandonarlo. Un escalofrío vertiginoso recorrió finalmente su espalda.


El pederasta utiliza un chupetín para atrapar al infante. Sabe que la golosina será el cebo irresistible para la pobre criatura.
La niña hecha mujer escota sus voluptuosidades y promete placer eterno al pobre imberbe que prueba el sexo por primera vez. Le pone nombre al niño y saca fecha con el Juez de Paz.
El populista entrega dádivas pero nunca trabajo, para así asegurarse el necesario número de pobres que lo vote en las próximas elecciones.
El esquizofrénico mantiene su calma y vulnerabilidad hasta que la presa se acerque lo suficiente e intente salvarlo.
Allí es cuando se dispara el cerrojo de la trampera para atrapar gorriones.


OPin 2014
En memoria de  Emanuel García


http://cuentossinrumbo.blogspot.com.ar/
Leer más


Los autores y sus blogs


.X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X .X