5 de octubre de 2010

el comentario 12 comentarios

despertando a la vida (el amor)

Mi primer novio lo tuve a los 18 años. Novio formal y real, de los de papel y celuloide había tenia muchos. Era una promíscua platónica.

A esa edad, tener novio es como tener el pasaporte hacia las sensaciones. Con él descubres porque llaman motor a ese sentimiento. Aprendes a besar y los estremecimientos son el pan de cada día. Asimilas esas emociones de una forma casi infantil, poniendo mucha imaginación y sublimando hasta lo indecible.

Pasas a ser adulto, pero con la candidez intacta.. Tu gente te habla de compromiso, de formar un hogar, y a ti te suena a hitita, pero asientes y tratas de asumir tu papel, porque estas un estado ingrávido y sutil, como pompas de jabón (Joan Manel Serrat).

Te balanceas entre las devociones y las obligaciones, y en medio de esa esquizo, vas dando forma al amor. Te inicias en el torbellino de las pasiones, y con ese entusiasmo vas haciéndote adicto al “sentir”, pero sin ser consciente de que eso, precisamente el “sentir”, es lo mejor que puede darte la vida. Lo único que nos llevamos a ese viaje sin retorno, viaje de larga distancia, porque te vas al otro mundo.

Es también una etapa de decisiones indecisas. Hay quien opta por redimir al planeta. Quien por llenarlo de pancartas rebeldes. Quien por descubrir el sentido matemático de la existencia, y quien se deja llevar por los acontecimientos, disfrutando cada momento de ellos.

Un salto al vacío, para caer  en  almohadones, con relleno  de plumas del ave de la  ilusión.


12 comentarios:

  1. se ve que ha tenido suerte con su caída al vacío...
    al menos en su recuerdo.
    pero, bueno, no necesariamente todos hemos debido tener el mismo tipo de adolescencia.
    y Ud fue de las afortunadas.

    ResponderEliminar
  2. Seguramente Zorgin,al menos en mi recuerdo, como ud. bien dice :-)

    Muchas gracias por su comentario, y bienvenido a este espacio de palabras.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Como siempre desgranado las etapas de la vida con maestría.
    Cariños

    ResponderEliminar
  4. Gracias Opin, me voy a saltar la etapa de la plenitud, esa no necesita palabras, necesita ser vivida, nada más.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. hahahaha!!!.... dios dios dios!... es verdad, completamente verdad todo... creo que tambien soy una promiscua platonica!... que chistoso que me sienta orgullosa de decirlo, que bello post de verdad... una pasa todo eso, pero la verdad es que nunca me sente a analizar toda la situación, y ahora que lo leo, la verdad es que es divino. Despues de todo la vida, es MaGIca :)

    ResponderEliminar
  6. Silfide, bienvenida a este espacio en el que espero participes y te sientas bien.

    Gracias por tus palabras,y si..es la vida :-)

    Un abrazo

    Noah

    ResponderEliminar
  7. Noah, por que saltarse la plenitud? tiene algo en contra de ella? :-)

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Empecé esa etapa a los 17 llena de "decisiones indecisas"(perfecto!)con el primer novio hasta que del otro lado tironearon muy fuerte y se cortó.
    Pero qué lindo era! qué manera de creer en el otro, con tanto amor inocente puesto a disposición!
    Nos llevábamos el mundo por delante.
    Nada de compromisos y, a la vez, todo comprometido.
    Creo que a todos nos pasó-pasa algo parecido, aunque prejuzgo que a nuestra juventud le falta algún ingrediente para hacerla inolvidable.

    Lindos recuerdos me trajiste a la memoria Noah, muy lindos
    Besitos
    Mónica (p.d.l.r.)

    ResponderEliminar
  9. Monica, por fin te leo :-)

    Es una edad donde todo brilla mas, a mi me gusta recordarla, después la vida la va matizando, pero eso es otra música :-)

    Un abrazo princesa, contento de verte aqui ( y alli)

    ResponderEliminar
  10. Samy, no tengo nada en contra de la plenitud, al contrario, pero es tan esplendorosa, que no sabría como reflejarla.Me ire directa a la madurez :-)

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Una vez más has dibujado una etapa de la vida, con las palabras justas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. No sabes como me gusta verte aqui, soñadora.:-)

    Gracias Eva.

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd