6 de octubre de 2010

el comentario 9 comentarios

Francis, primera parte.


Silvya Drake vivía en Johännesburg, pertenece a una tradicional familia boer.
Es joven e impulsiva, y su conservador padre no le quita los ojos de encima.
Sin embargo, cada tanto, Silvya se escapa de parranda. Más de una vez, sus amigas, a escondidas, la han traído de vuelta a casa totalmente borracha.
Hasta que un día la pescaron.
Esto no sería nada sino fuera que Silvya volvió "menos inocente".
Por supuesto, se lo escondió a su familia todo lo que pudo, ya que ni siquiera sabía de quién era. Cuando el embarazo fue demasiado obvio, habló con la madre para amortiguar las consecuencias...
El tiempo pasaba, y la futura mamá hablaba a solas, acariciaba su panza y confiaba ciegamente que la naturaleza le sonriera y le diera una hija, dulce, suave y femenina, de cabellos dorados y ojos celestes...,Si solo supiera quien era el padre...
Hasta que llegó el día.Y la naturaleza no sólo le sonrió..., se rió a carcajadas. Hubo que hacerle cesárea, el bebe era demasiado grande, 4,5 kgs. Pero como dijo la partera a los abuelos,"lo importante es que tanto madre como hijo están perfectamente", y les entregó a Francis, su nieto, enorme, sano... y negro. Fue la ultima vez que se vieron...
Silvya Drake trabajaba en una cafetería en la estación central de Melbourne.
Vivía a pocas cuadras, en un pequeño departamento alquilado, junto a su hijo Francis de 12 años.
Todas las tardes lo veía entrar por la puerta de su trabajo.A la vuelta de la escuela, Francis pasaba a buscar a su madre. Tomaba un vaso de leche, un enorme emparedado, y se sentaba en una mesa del fondo para hacer la tarea. Silvya miraba embelesada a su hijo, había crecido, su tamaño, su gesto siempre adusto y su piel tan oscura se destacaban del resto de los muchachos, pero lo que más llamaba la atención era el color de sus ojos, grises, extremadamente claros.
A veces conseguía que el patrón la dejara hacer horas extras para engordar el sueldo, esas noches se quedaba hasta tarde.
Le gustaba el horario nocturno, era más tranquilo, sin prisas. La clientela era distinta, borrachos, un grupo de jóvenes, citas a escondidas, gente sin lugar donde ir...
El hombre de impermeable y anteojos oscuros se sentó en la barra. Silvya tuvo un mal presentimiento, este mes ya los habían asaltado. Donde diablos estaba el guardia que se supone que la proteje?..., Y el tipo no dejaba de mirarla.
Le pidió un café y se quitó los lentes. Ojos grises, muy claros...
Silvya hacía mucho que estaba sola, él le dijo que se había enterado y quería conocer a su hijo. La noche estaba fría, una cosa trajo la otra... y se fueron juntos.
Al principio todo anduvo bien. Tanto Francis, como Silvya recibieron al nuevo miembro de la familia con alegría.
Pero, el tiempo transcurrió y todo cambió. El trato se fue volviendo violento, la bebida abundante...
Finalmente, una noche. Francis volvía de su práctica de criquet. Encontró la casa a oscuras. En la cocina su madre lloraba en silencio tras la última golpiza que acababa de recibir, en la bañadera su padre roncaba ruidosamente, totalmente alcoholizado...
Fue hasta el teléfono y llamó a la policía, tambien pidió una ambulancia. Luego mientras esperaba que llegaran, tomó el bate, fue hasta el baño y comenzó a golpear a su padre, feroz y metódicamente.
Hasta que se oyeron las sirenas...

Autor: Zorgin

9 comentarios:

  1. Volver a leer los orígenes de uno de sus personajes más perturbadoramente entrañables fue fantástico!

    ResponderEliminar
  2. Amigo Zorgin, bienvenido a nuestro blog comunitario y gracias una vez más por haber aceptado la invitación.
    Inaugura con un relato humano, frío y violento como la vida misma. Hasta me recordó un pasaje de la vida de Chalize Theron, esa hermosura de actriz que allá por Sudáfrica perdió a un padre alcoholico en manos de una madre que la protegía.
    Como sea, siempre disfruto de sus historias duras, como dije, como la realidad misma.
    Un abrazo y bienvenido un vez más.

    ResponderEliminar
  3. Un tema áspero, brutal, escrito con gran fluidez,y con ese contrapunto de la ternura a ráfagas .

    Bienvendido, felicidades,y espero el desenlace, sin poder evitar un estremecimiento, porque las agresiones, sean del tipo que sean,me producen escalofríos.

    Un saludo y gracias por participar

    ResponderEliminar
  4. Zorgin, que gusto leerlo por aquí! Éste es uno de sus personajes que no tenía el gusto de conocer, pero me alegra haberlo hecho.
    Como siempre, es un gusto leerlo.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me parece un muy buen relato, espero el próximo capítulo.

    Mi felicitación.

    Samy

    ResponderEliminar
  6. alex
    Ud tiene preferencias por Paco..., y se nota

    Opin
    gracias por el convite, espero no desentonar con las espectativas que tienen para con su "blog comunitario".
    confío que un posto de los primeros de "la cantina...",de acuerdo a sus "directivas", sea lo correcto.

    noah
    cualquier intercambio puede ser o no, una agresión, depende como lo tome...
    un conocido mio, a veces los define como "correctivos", cómo tomar como una agresión un correctivo?
    no hay nada como los eufemismos, no?

    Maga
    Ud está en todas partes???????
    es dios?
    cómo qué no conoce la historia de Paco?, no era Ud la que leía las historias viejas cuando viajaba en bondi a maldonado?
    me ha hecho dudar... 8;

    Samy
    gracias por compartir. :)

    ResponderEliminar
  7. Ay, Zorgin, me descubrió :-P

    Leí muchas historias viejas, pero no recuerdo esta. Creo que me faltaron unos meses de 2006, recuerde que leía desde el celular y muchas cosas no las podía ver, directamente. Ahora los de la compañía se avivaron y no puedo leer ningún blog que no esté configurado para celular.

    No sabía que éste era Paco!! Mi cariño por él aumentó con su historia. Espero ansiosa la segunda parte.

    ResponderEliminar
  8. Conmovedor relato, tus letras siempre explican grandes histórias

    ResponderEliminar
  9. Me encantó, una historia muy real y tan bien contada!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd