22 de octubre de 2010

el comentario 10 comentarios

Otro cielo




Esta es una de esas noches en que se puede sentir, si uno extiende la palma de la mano por unos segundos, cómo se forman las gotas de un rocío que mañana cubrirá de escarcha el patio, la calle, el campo, los silos y las vías.
Esta es una de esas noches que por gélidas y silenciosas, se puede escuchar el rechinar de las estrellas caminando descalzas y cansadas por el terciopelo negro de un universo soñoliento e indiferente.
Más que nada, es una noche sin mañana.
Porque mirar al este es un signo de pregunta quieto, expectante, difuso. Cerrar los ojos da lo mismo que abrirlos o llorarlos. Apretar los puños solo hace girar los dedos un diámetro completo en la palma, para volverlos a abrir por el otro lado, tal como debería hacer el sol alguna vez, si esta noche, alguna vez también, decidiera terminar.
No tengo ganas de mañana. Ya no.
Tampoco tengo ganas de ayer, siquiera de esta madrugada, ni de hace un rato... No tengo ganas.
Y si esto saltó del papel a la pantalla habrá sido nomás porque todo es más fuerte que yo menos la decisión final de ya no ser nada y que por fin todo encaje.
Y si esta libreta es encontrada junto a una mano que ya no se mueve, bajo una lapicera seca y mordisqueada, les pido que nos quemen. La libreta no tendrá más que incoherencias garabateadas y mis ojos ausentes estarán mirando - envidiosos- a otro cielo.



10 comentarios:

  1. Descarnado y dramático, parece que lo podemos ver a través de la pantalla copiando sus notas. Así que, por suerte, no deberemos quemarlos.
    Hermoso relato pleno de imágenes poéticas.
    Le tengo que poner muchas escobas, pero en su blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado, esa tristeza hecha poesía. Un bello relato, de esos que estremecen el aire.

    Felicidades

    ResponderEliminar
  3. Poesía al desnudo.Me gustó.

    Mi felicitación.

    ResponderEliminar
  4. El valor del minuto final.

    Bien escrito.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, la tristeza hecha palabras.

    un saludo

    ResponderEliminar
  6. La emoción desgranada y destilada en palabras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. OPin: pase la escoba nomás, no le tiemble el pulso :)

    Noah: chas gracias. Más estremecía el frío en aquella oportunidad, creamé :)

    Samy: tal vez ese "desnudo" explique el estremecimiento... quien sabe :)

    Gaucho: vio? ni el tiro del final me va a salir :S

    Patricia, Evaglauca: Muchas gracias. Les retribuyo el saludo y la visita :)

    ResponderEliminar
  8. maravilla, como todo lo que escribís bráder!

    ResponderEliminar
  9. Excelente, muy bella la idea de que cerrar los ojos da lo mismo que abrirlos o llorarlos, no encontre otras palabras para comentarla que repetirla. O.Barales

    ResponderEliminar
  10. Felicidades por las letras, felicidades por la imagen, felicidades por escribir y transmitir...

    Un abrazo

    Mario

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd