1 de noviembre de 2010

el comentario 7 comentarios

Doña Soledad

 
Cuando las mariposas dejaron de revolotear, 
se me hizo un nudo en el estómago,
y Doña Soledad,
vieja araña oportunista,
instaló allí su telar de los sueños truncados.
Autor: Jasonia

7 comentarios:

  1. Bienvenida a este lugar de silencios rotos.
    Es un placer leerte, no sabes cuánto.
    Espero que arrastres hasta aquí, o que le muestres el camino a tus poemas, a tus textos, a tus reflexiones en voz alta y en letra altísima.

    Oye, y la foto es preciosa y certera (o mejor, acertadísima...)

    Un abrazo

    Mario

    ResponderEliminar
  2. Jasonia,que alegría que hayas aceptado a participar en este blog. Tus poemas, tus textos, merecen ser leidos hasta en el agua.

    Precioso, muy precioso.

    Un abrazo de bienvenida, y gracias por estar aqui

    ResponderEliminar
  3. Hermosas y profundas letras!
    Encantadora imagen!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Me encantó que con tan escasas palabras dibujes una historia tan plena que nos alcanza a todos.
    Un cariño y bienvenida.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, Jasonia, excelentes imagenes. O.Barales

    ResponderEliminar
  6. y para qué más, si es tan precisa con su corto relato.
    :)

    ResponderEliminar
  7. Jssonia, releo esta poesía cada tanto y como debe ser cada tanto me lleva a lugares distintos. O. Barales

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd