29 de noviembre de 2010

el comentario 18 comentarios

Rosa de arena

Cuando la vida se pone canalla, y no puedes sobornarla con caricias, ni promesas, creo que lo mejor es ponerse de su lado.

Mirarla a los ojos. No perderse uno solo de sus gestos, y dejar que ella sola haga un acto de contrición. Que sus mandíbulas se aflojen, su mirada se endulce, y sus manos se abran. Es la hora de sonreírle, de despistar tu resentimiento, silbar observando el cielo, como si su perversidad no fuera contigo, y tratarla como a la mejor amiga, porque ser su rival, solo te conduce a una nueva hostilidad.

Ella es el desierto, tu, un grano de arena, y en cualquier momento puede desatar una tormenta, será mejor que aprendas a convertirte en una rosa de su entorno.

Camuflada y bella.


18 comentarios:

  1. Precioso Noah, cuanta verdad encierra!
    Gracias por compartirlo!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tremendo y bello. Me gusta la posición que nos muestras y la originalidad en adoptarla. Habrá que aprender la técnica para seguirte.
    Muy buen texto, mejor idea, superior mensaje.
    Un cariño

    ResponderEliminar
  3. Qué imaginación Noah!Una rosa de arena resguardándose de los vaivenes de la vida y,sumisa,intenta conquistarla.
    Gracias por el consejo súper inteligente.
    Besitos
    Mónica (p.)

    ResponderEliminar
  4. Que grande eres.
    Tu capacidad de adaptación a "la vida canalla" es admirable.
    Abrazos desde mi coche oyendo al niño

    ResponderEliminar
  5. Gracias Patricia, me alegra que guste. .

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Gracias Opin, siempre amable ud. :-)

    cariños

    ResponderEliminar
  7. Monica, esas rosas de arena, son preciosas, como pequeñas o grandes joyas, y ahi estan..en los desiertos soportando tempestades. :-)

    Un abrazo princes, y gracias.

    ResponderEliminar
  8. Nocturno, o te adaptas o te dobla, no se pueden bajar los brazos, no se hizo para mí.:-)

    Yo tambien lo escucho, cada día.

    besos

    ResponderEliminar
  9. Si no puedes con tu enemigo, únete a él, o algo así... Más o menos me sucede algún que otro día vestido de lunes. Mejor ponerme de su lado que ponerme de los nervios intentando traerlo a la madriguera de mis emociones.

    Si no puedes escribir, arrímate a alguien que convierta en historia todo lo que toque con su verbo mágico. Y así hago, venir aquí una y otra vez, siguiendo tu estela, oliendo la rosa en la que se convierten cada uno de tus gestos escritos.

    Un abrazo, esbozado...

    Mario

    ResponderEliminar
  10. Gracias Mario, eres literatura en el estado más limpio y amplio de la palabra.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hoy, que para mí ha sido precisamente uno de esos días, me has tocado la fibra sensible...
    Me apunto tus consejos. Gracias.

    Un beso, sin camuflaje.

    ResponderEliminar
  12. Jasonia, son días para borrar, pero después llegaran días para no olvidar de bonitos que seran, la vida es muy caprichosa, ya sabes.. :-)


    Un abrazo y mil gracias

    ResponderEliminar
  13. Muy buena la imagen de la rosa de arena. Me toca en estos días, con cierta tormenta en el horizonte. O. Barales

    ResponderEliminar
  14. Gracias O. Barales, por comentar, al menos le gustó la imagen :-)
    una sonrisa para ud.

    ResponderEliminar
  15. En realidad no me refería a la foto, sino a la imagen literaria. Tu texto reflexiona sobre la actitud frente a la vida, a mi me toca en estos días una decisión y pienso en lo frágil que podemos ser frente a las circunstancias que vivimos, el trabajo será hacer de una rosa de arena una de hierro o al menos una que no se desgrane en la tormenta, la vida no se me ha puesto canalla, no puedo ser tan injusto, pero tampoco me va a dejar seducirla sin costo. La foto es buena pero, en mi opinión, lo valioso es el texto, otro que vuelve a generar reflexiones personales. O. Barales

    ResponderEliminar
  16. Gracias por aclaración O. Barales, me ha dejado ud, mucho más contenta :-)

    Suerte en su personal encrucijada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. dura simpleza Noah! me encantó. el cura les decía a mis alumnitos: más ganas poniendo ganas de ir a comprar el pan que te ha encargado tu madre , que ir protestando... si de todas maneras irás...!

    es así, si no puedes hacer lo que quieres podrás querer lo que haces....
    bueno, con cierto romanticismo, que no siempre nos sale el logro....

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd