21 de agosto de 2011

el comentario 9 comentarios

El beso

 
"El hombre arrebata esos labios como si sacara una túnica dorada cubriendo el cuerpo de la dama. Ella no tiene interés en defenderse, se entrega leve, fácil, vencida a la boca que la contiene en una complicidad de deseos. Hay perfección en ese despojo, en los brazos abarcando la geografía única de un cuerpo desvanecido a la humedad que la acaricia. Disfrutan ese contacto como si despidieran flores por las ventanas con sus ojos e hicieran un camino nuevo, una senda de Venus y Marte. Sombrean sus mejillas mientras las voces indiscretas se levantan en andas por la calle, alegoría de la no transparencia. Y aunque este sea el último contacto de sus vidas el camino está hecho, la llama queda eternizada, la guerra del amor ha comenzado."
 
Autor : DEA Juliano


9 comentarios:

  1. excelente texto. La guerra del amor ha comenzado,
    muy acertada esa frase para resumir el espíritu de la foto,

    Saludos, muy buen blog.

    ResponderEliminar
  2. Es precioso. Felicidades. Besos.

    ResponderEliminar
  3. La guerra desata las pasiones más profundas, los sentimientos más viscerales afloran a la superficie empujados por un viejo y conocido deseo: el de la eterna y ancestral Supervivencia, que nos incita a viajar siempre de la mano del amor (reflejado en la foto) y del odio (reflejado en la época que les ha tocado vivir).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Yo no tengo mucho que decir ya que soy el que le roba los escritos a Juliano.
    Me encantó y lo he traído para compartirlo con amigos.

    ResponderEliminar
  5. Ay, los besos que todo lo pueden...

    Felicidades; nunca había leído una crónica semejante sobre un beso.

    Mario

    ResponderEliminar
  6. Copio el texto que usted colocó en su blog.

    "Alfred Eisenstaedt – El Beso
    Esta fotografía, realizada en 1945 y portada de la revista Life, inmortalizó el espontáneo beso de un marinero a una enfermera en Nueva York, con motivo del fin de la Segunda Guerra Mundial. Parece claro que la enfermera era una mujer llamada Edith Shain, sin embargo existe cierta controversia acerca de la identidad del marinero (Carl Muscarello y George Mendosa parecen los más probables). Lo que parece bastante claro es que ni el marinero ni la enfermera se conocían, y después de la toma de esa fotografía jamás volvieron a verse."

    ResponderEliminar
  7. Maravillosas palabras hacia mi pequeña prosa poética. Gracias una vez más amigo Opin por posibilitar que tan amables personas le dediquen un pensamiento al mío. Saludos para usted y para sus lectores.

    ResponderEliminar
  8. es muy lindo
    me llego mucho
    fue muy bonito leerlo
    el beso, que hermosa sensación
    suerte, cami

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd