19 de septiembre de 2011

el comentario 3 comentarios

A un Girasol Solitario


Me encanta verte despertar con los ojos brillantes y las manos apuradas buscando sueños, descubriendo las esperanzas escondidas en tus bolsillos, me atrae verte rebuscando entre revoluciones, inventando nuevas formas de pensar; conspirando para el mundo.... me gusta percibir tus girasoles dilatados siempre buscando; me gustan tus suicidios constantes, tus ausencias selectivas, tus risas intermitentes, la dulzura que espolvoreas por donde pasas..... me seduce verte rebuscando argumentos para defenderte.... 

Me gusta cuando tus pupilas capturan mis miradas, cuando tus brazos abrazan mis neurosis, cuando tu lengua escribe poemas interminables sobre mi piel tibia, cuando eres tan tirana y tus torturas se basan en un silencio o una ausencia. 

Voy saliendo de una alcantarilla; canturreando I`m your woman; tarareando el amor con tus ojos al borde de la fatalidad, llorando pedacitos de tiempo, caminando descalzo, pisando primaveras; perdiéndome en tu respiración, escondiéndome detrás de tu sombra con las manos llenas de mariposas violetas.... con mi desorientación selectiva y mis miedos escogidos, mis porqués en los bolsillos y revestido de ambivalencia con olor a dulce de leche.... 

Me cautivan tus ojos preguntones, inquietos; las arrugas intermitentes de tu frente cuando te paseas por las dudas, aterrizas en la fatalidad y congelas abismos.... me deleitas en el tira y afloja cotidiano de la verdad negociada, Me gustas entre mis crisis y tus tragedias... cuando me pides argumentos a mi verdad vagabunda... Me apeteces entre la palma y mi selva, entre el campo y el asfalto. En fin me gustas en la aurora y en el crepúsculo... en el presente y el pasado... parados en mitad de la frontera con futuro incierto y sin promesas…


Quino ©

3 comentarios:

  1. Que bonito, gracias por dejar aqui sus palabras.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Noah. Este relato es más poético que otra cosa. Lo importante es que nos haga reflexionar.

    Besos desde mi ciudad lucense.

    ResponderEliminar
  3. "las arrugas intermitentes de tu frente cuando te paseas por las dudas, aterrizas en la fatalidad y congelas abismos"

    Me ha encantado el texto. Pero lo que he reseñado antes es, sencillamente, sublime.

    Mi admiración

    Mario

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd