15 de enero de 2012

el comentario 6 comentarios

Juro por mi amor...



Estaba aquél hombre,sentado en su casa,
triste,deprimido,dos pequeñas lagrimas
rociaban su cara.Vino hacia él,su niño chiquito,
aquél que le hacia luchar por tener un trabajo
digno.Sentándose al lado le dijo bajito;


Papi,no me llores,si todo está bien
si todas las noches les rezo a los cielos
por mami y por ti.
Mira,yo ya soy un hombre,ya no necesito
ni ropa ni lumbre,ni nada de abrigo.

Papí,ven(aquél niño chico abrió sus
bracitos y dijo bajito;
Mira mi papito,no te pongas triste,no 
nos falta nada por sobrevivir,yo trabajaré
te daré dinero,haré que te sientas seguro
y de amor lleno.

Miraba aquél padre su niño chiquito
(si apenas tenia los cinco añitos)
y se dijo fuerte,hablando a su alma,
haré lo que sea por darle a mi niño
paz y dulce calma.
Y le dió un beso,y abrazó su abrazo,
y cuentan aquellos que de buena tinta
escucharon la historia,que salió a la
calle con una palabra escrita en su cara:
VICTORIA.
Y volvió a la noche y cogió a su hijo
y con gran  ternura le dijo bajito;
Juro por mi vida,que no ha de faltarte
cobijo y refugio
¡Juro por mi amor(le dijo estrechandolo
en su corazón), que toda mi vida la
dedicaré a ser ese hombre que ya habita
en tí¡.

Julia Orozco.




6 comentarios:

  1. Precioso...

    las madres- padres, albergamos en nuestro corazón un único deseo,al margen de nuestro presente... que nuestros hijos no padezcan las adversidades de la vida, y es por ello que disponemos de la capacidad de transformarnos en hadas o duendes.

    Es un placer estar unidos a pequeños- grandes sabios

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, dejas bellos poemas en este espacio.

    Gracias Julia, y un beso

    ResponderEliminar
  3. Es precioso este poema, el amor de padres a hijos siempre debe ser enorme y sobre todo la protección de ambos al final los lleva a la unión eterna.....besos

    ResponderEliminar
  4. Muchisimas gracias por vuestros comentarios.Gracias de corazon a corazon.Besos.

    ResponderEliminar
  5. Su cuerpo está vestido de palabras. O de su interior no brota otra cosa que no sea la belleza con la que teje estos tapices...

    Un saludo

    Mario

    ResponderEliminar
  6. Gracias Mario por la benevolencia con que comentas mis escritos. Besos.

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd