14 de febrero de 2012

el comentario 8 comentarios

Salobre


El ejército de las sombras tañe la campana del Infierno. Las aventadas tropas de choque cargan sóbre los yermos campos henchidos de sangre y venganza. Hartos de muerte y destrucción. Cargados de odio y cainismo en su estado más puro. Un cielo amarillo y negro se cierne sobre el campo de batalla. La sangre reseca en las armaduras y espadas tiñe de ocre los execrables uniformes de las huestes del mal. En frente, bajo los escuálidos sauces se alzan las huestes del señor de los pobres. Señor que se yergue cansado de pagar tributo, de arrojarse a los pies de los caballos, que se encuentra cansado y exhausto de batallar por un imposible.


El cuerno toca a rebato. Las insidiosas y pesadas corazas del enemigo, del reforzado Leviathan ,se mueven sobre la imponente caballerí­a acorazada haciendo temblar el suelo, tan cargado de cadáveres que en lugar de piedras sólo se encuentran pedazos de hueso diseminados por aquí y por allá. Huesos que recuerdan que antes que el Rey Salobre, señor de la inmundicia y la pobreza, la desdicha y la muerte se cernieron sobre aquellos campos. La Caballeria que revienta todo a su paso. Caballos fantasmales con cuerpo de toro, que irradian la luz de la muerte mientras hacen arder todo aquello por donde pisan. Independientemente de que la única materia inflamable, apenas unos rastrojos, haga tiempo ya que desapareció.


El suelo tiembla bajo los pesados cascos herrados con herraduras de acero de la Gehenna, el más duro que se hace en toda la Terna de la Desesperación. Forjado por infelices que dan su sangre para enfriar el pesado y duro metal tras salir de la forja. La Terna circular del Lago de la Execrabilidad. Lleno de la inmundicia humana que esconden los corazones de los vivos que, al expirar, dejan sus almas cargadas de odio en las aguas marrones de la Laguna. El suelo recibe los cascos hediondos de la Caballeria de Leviathan. Lo hace con pequeños seismos de dolor que hacen emitir gemidos de los miles de muertos que soporta el Páramo de Falcustia. El Campo de batalla por excelencia en toda la Iniquidad.


Salobre traga saliva. También lo hacen sus desheredados. Aquellos que se acercan con lanzas, pesados escudos de acero, mandobles forjados en la Fragua Negra, martillos de pesadas púas o cadenas puadas de incierto uso. Éstos armados sólo con horcas de madera podrida, guadañas oxidadas que tiempo ha no cortan más que el aire hediondo de la Guideana o simples palos cómo improvisados bastones con los que proferir algún golpe que, de afortunado quizás aturdan al enemigo o que, de más afortunado aún, quizas le permitan retornar a casa apoyá¡ndose en él tras haber perdido, con suerte, uno o dos miembros.


Muerte, sangre, destrucción. El suelo retumba ante lo inevitable, ante los corceles suprarmados que sin ningún pudor ni nada que los detengan siguen acelerando, acelerando, hasta su destino final. Salobre y sus hombres... El cielo tornase rojizo, el negro suple finalmente al negro. El rojo a todo lo demás.

CSPeinado



8 comentarios:

  1. Un relato fuerte y bien escrito.
    Felicidades

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la acogida Noah, espero que pueda envier más textos a vuestro juicio.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso relato en el que brilla una gran imaginación y una forma exquisita de relatar. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Julia, lo creé a modo de resumen de toda una historia que no llegó a brotar. Ahora espero que poco a poco y cual fuente creativa, vayan saliendo todos esos fragmentos que van conformando la totalidad de la historia.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  5. buen relato corto
    un placer encontar este espacio
    Roberto

    ResponderEliminar
  6. Estimado C S Peinado, con mucho placer le damos la bienvenida a nuestro Colectivo imaginario y Club de Autores NSE. Esperamos logre sentirse a gusto entre nosotros y encuentre en nuestra página una herramienta útil para promocionar sus textos y su blog. El mismo ya ha sido ingresado en nuestro directorio de blogs literarios NSE http://directorionse.blogspot.com/ y un enlace a su blog ha sido incluido en la faviconera al pie de ésta página. Adicionalmente al final de cada una de sus entradas podrá incluir la tecla "Ir al blog del autor" como puede ver en ésta, su primer entrada. Finalmente, la imagen de su sitio ha sido incluida en el Slider al pie de página, mientras que se le ha enviado una autorización para publicar en forma autónoma. Todos estos beneficios solo requieren que en la medida que no le genere a usted ningún inconveniente y por el bien de todos quienes formamos esta comunidad, agregue una insignia en su blog personal y así difunda nuestro sitio un poco más.
    Esperamos se sienta cómodo entre nosotros.
    Bienvenido.

    ResponderEliminar
  7. Oscuro, brutal y macabro. Excelente relato.
    Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Opin, por acogerme en vuestro grupo.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd