23 de febrero de 2013

el comentario 2 comentarios

Erase que se era...

Erase que se era
un duende bueno,
de esos que traen regalos
y buenos consejos.

Erase que se era
una niñita,
que despertó una mañana
sin su mamita.

Y erase que se era
que ese duende,
llegó junto a la niñita
¡y la colmó de juguetes¡.

Sonrio la niña
y después, lloró..
y el duende bueno con gran
cariño, bajo la voz;

¿Qué sucede mi niña, porqué
me lloras?
-Es que no esta mi mamita
y me siento sola.
-¿Sola te encuentras?, no mi
niñita,
aqui en tu corazón esta
tu mamita.
Y puso el duende, beso en su
cara,
y aquella niña chica vio a
su madre allá en su alma.

¡La tengo aqui¡,esta conmigo,
he visto a mi mamita y ha
sonreido¡.
-Si mi niñita ¿que te creías?
jamás dejan sus mamas a
sus niñitas,
las guardan desde el cielo
cuando hace sol,
y cuando todo oscurece
duermen en ellas con dulce
amor.

Y se durmio la niña con gran
sonrisa, pues bien sabia
que allá muy dentro, justo en 
su almita,
¡estaria por siempre con su mamita¡.
                                        Julia Orozco.


2 comentarios:

  1. Tierno poema de una realidad, que la magia de la poesía, Julia, atempera. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Zunilda querida mía. Gracias por leer y comentar. Besos inmensos.

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd