1 de junio de 2013

el comentario 8 comentarios

Lloro...

Lloro al recordar el dulce vientre
de mi madre,
aquél que con amor me trajo
aquí,
aquella cuna de amor y de
luceros,
que desde arriba de los
cielos,
a esta casa de luz me hizo
venir.

Lloro, porqué quisiera recordar
esos momentos,
en que en su vientre estuve una
vez,
cuna preñada de paz esperanzas y
consuelos,
¡que me cedio la vida al nacer¡.
Y desde allí comencé la danza de
mi vida,
y escuché la melodía de mi
ser,
aquella que al cantarla cada
dia,
recordara la inocencia del
nacer.

Y sonrio ahora al recordar
el vientre de mi madre,
y bendigo ese ser que me dio
el ser,
en donde comenzó el camino y
el sendero,
que con dulce manto de amor y
anhelo,
¡volverá algún dia a vestirme
otra vez ¡.

                              Julia Orozco.

8 comentarios:

  1. ¡Qué tierno, Julia! Ojalá nuestros hijos nos vean así también. preciosa y sentida poesía. Un beso

    ResponderEliminar
  2. La belleza llega, y llena, con sus palabras...

    Saludos

    Mario

    ResponderEliminar
  3. Zunilda mi amiga, gracias por leer y comentar, gracias de corazon. Besos mi amiga.

    ResponderEliminar
  4. Mario! que alegria que estes!, gracias por esa gran ternura que llena tu ser. Besos mi amigo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Lady. Besos enormes para tu corazón .

    ResponderEliminar
  6. Gracias mi amiga, por entrar en esta bella página y dejar tu comentario a mi poema. Besos inmensos.

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd