28 de junio de 2013

el comentario 1 comentario

Sombras


Prefacio:
La vida es corta, tan dura y dolorosa que a veces espero no vivir. Pasan los días, los meses, los años; pretendiendo ser quien nunca seré. Existes un instante y al otro desapareces.


CAPITULO 1: PERDIDA

Me levanto como de costumbre, nada nuevo, todo igual, monótono y sin una chispa de vida. Me lo merezco, creo. Esto es lo que soy. De nuevo, cada mañana, me acompaña esta resaca que va conmigo desde hace unos meses. Examino a mi compañero en la cama, con solo una sábana cubriendo su desnudez,
- diablos sí que lo volviste a ser "B" (BI), digo para mis adentros. Otra noche de borrachera que culmina en esto. Desearía poder recordar que paso anoche, pero es inútil, siempre lo olvido de todos modos, como una película borrosa que no puedo descifrar del todo.

Aunque este chico, parece diferente.
Su piel blanca, ligeramente tostada por el sol, el pelo ahora despeinado y de un color caoba, sus brazos marcados y flexionados alrededor de la almohada, esta realmente guapo. Definitivamente me anote un diez esta vez. Pero donde rayos estoy???.... contemplando a este hombre que yacía ahora a mi lado había olvidado que no estoy en mi casa, examino la habitación, me parece que estoy en su departamento, las paredes en un tono azul rey, bastante fuerte para mi gusto, debe de ser uno de esos solteros casanova, algunos muebles de madera fina y en diseño moderno, una gran televisión en medio del cuarto, y videojuegos regados por una mesa, vaya y encima del buro algunas de mis prendas, sí que debo encontrar mi ropa entre todo este desorden. El pantalón por el piso, un zapato por aquí el otro por halla....... enserio que estuvo loco ayer. Y como siempre ahora es momento de marcharse sin dejar rastro.
-Espera por favor-
llamo el chico sentándose en la cama. Con voz dulce pero firme. Sí que hacia ejercicio este tipo.
-Me...me tengo que ir- dije un poco sorprendida, nunca me había pasado esto, soy bastante buena huyendo.
- no por favor. Quédate solo un momento. Vamos que dices????.... necesito algo de compañía he estado solo últimamente, podemos desayunar si quieres, te llevare a casa en cuanto tú me lo pidas qué opinas????- me miró fijamente. Y por fin tuve un motivo para contemplar su rostro y apreciar sus rasgos: ojos verdes y tiernos, nariz fina, el mentón cuadrado, perfecto..... De verdad que quisiera recordar que paso anoche.

-Está bien-, dije mientras me rendía a su suplica.

-Mi nombre es: Arthur, Arthur Crown- culmino, extendiéndome su mano en señal de presentación dándome una de esas medias sonrisas sexis y cautivadoras típicas de un casanova, ja, pero que se ha creído. Definitivamente no sabe con quién se mete. Me acerco a la cama para tomarle la mano, y en seguida un escalofrío me recorre el cuerpo como un choque de electricidad entre nosotros, le doy un rápido apretón de manos un tanto rudo. Esto es nuevo. Como se supone que reaccione a esto?

-Bien Arthur, llámame "B"(BI)-
-"B"? porque una joven tan hermosa ocultaría su verdadero nombre detrás de una consonante, vamos por lo menos dígame su apellido señorita- y soltó una risa, parecía divertido, sí que era encantador, rayos piensa en algo "B".

-bueno así es mejor no ¿crees?, Sin tanto... tanto compromiso. No tenemos que decir mucho de ambos, sencillo- trate de parecer indiferente pero creo que no le podía engañar.

- vamos linda, de todos modos estoy de vacaciones aquí si me dices tú apellido no habrá manera de que te conozca no soy del lugar, vamos dímelo si??- y lo hizo de nuevo esos ojos verdes encarcelándome con la mirada como decir no??.

- muy bien sr. Crown ante tanta insistencia tendré que ser flexible, mi apellido es Rutherford-
-vaya apellido importante que tienes como la herede......

- lo interrumpí con un beso no me convenía que comenzara a atar cabos en su mente sabría directamente quien soy, que tonta como se me ocurrió decírselo.

Pero, que ¿pasaba?, este beso, nadie me había besado como el, nuestros labios sincronizados y ese flujo de electricidad pasando entre nosotros, me tomo de la nuca y mis manos en sus hombros a todo lo ancho que estos eran, su boca se volvió más insistente, me acerque más a él, oliendo su delicioso aroma, sus manos bajaron hasta mi cintura produciéndome escalofríos y entonces bajo a mi cuello..... diablos no, no me puedo permitir esto....
- no- dije sin mucha fuerza pero Arthur entendió enseguida y me libero de su embriagante presencia.
-lo... lo siento "b"- me dijo mientras ambos recuperábamos el aliento... pero que me estaba haciendo este hombre endiabladamente guapo, de verdad que me odiaba más de lo normal por haberlo detenido en este momento cuando mi cuerpo pedía más... pero no.... las hormonas no me mandan, dije que no lo volvería a ser no me permitiría tener este vínculo con él ni con nadie más.
- Art, yo de verdad me tengo que ir.... me podrías llevar???- le dije sonriéndole trataba de liberar la tensión entre nosotros.

- claro- me dijo enseguida devolviéndome la sonrisa en complicidad, y se incorporó de un salto para vestirse. había algo en el.... esa sencillez, algo especial que me recordaba a.... no vaya no puede ser, mi mente jugando conmigo. Mejor que me fuera cuanto antes posible.

-hey guapa... Me ayudarías con la camisa- y allí estaba otra vez interrumpiendo mis pensamientos.
- claro, valla eres muy bueno para sacarme la sopa y la camisa no la puedes abotonar solo??? Pero qué clase de casanova eres??
- casanova? rió -, por favor srita. Rutherford, no soy más que un tonto...
-un tonto que logro seducirme ayer para variar
-jaja, pues si quieres saber, pienso que fuiste tú quien me sedujo anoche. Como dije soy un tonto incapaz de hacer aquello de lo que me acusa...jaja
rayos es el primer tipo en mucho tiempo al que me cuesta decirle adiós, -bien listo hora de irse.

Me miro por un segundo, y sus manos bajaron a mi cintura, aquí viene otro de esos besos que nublan mis sentidos, vamos B (bi) no lo puedes permitir.
- tienes razón hora de irse bajemos al estacionamiento.
Salimos a la estancia del departamento, como me lo pensé definitivamente una cueva de soltero.
- si no eres de aquí, entonces de quien es el depto?
- pues estoy de vacaciones de verano vivo en Canadá, pero mi hermano salió, así que es una de esas pocas veces en las que se porta bien conmigo y me presta su lugar.
-enserio?? Pues si quieres atraer más chicas deberías arreglar un poco no crees?...
- jajaja... más chicas??? No que va..lo de anoche fue un pequeño descontrol no lo hago a menudo créeme, además, en estos momentos solo estoy interesado en una sola mujer por aquí, una que camina a mi lado y lleva una chaqueta de cuero, digo, para ser más específicos.
Sentí un retorcijón en el estómago, como lograba este efecto en mí???
- pues yo no me haría muchas esperanzas si fuera tú, Arthur, créeme no va a pasar nada entre nosotros.
-me parece que eso lo decidirá el tiempo no crees? bien me acompañas.
Con tanta platica el camino al estacionamiento había durado segundos, llegamos hasta su mustang negro, hermoso, como me encantaban estos autos yo tenía dos en casa pero no los usaba sobre todo desde aquel día, mejor no recordar.
- me permite srita., dijo mientras abría la puerta de su auto, pero que caballeroso de seguro hace esto con todas. Él se subió al asiento del piloto y se puso unas gafas negras tipo ray- ban, dios con el pelo despeinado y esa camisa sí que se veía sexy.
- y donde vives exactamente "B"????
Y allí estaba otra vez matándome con su sonrisa... no me voy a enamorar, ya lo había dicho, no lo merezco, no lo hare de nuevo.

Mariana Fonseca


1 comentario:

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd