5 de julio de 2013

el comentario 3 comentarios

Las Dos Cigueñas.

Terminaban de hacer aquél nido, el sol se marchaba sin hacer ni un ruido, y ella, con luz reflejada en su pico, dijo muy tranquila mirando al vacio;

¿Es bello no crees querido?.
¿En que estas pensando? (dijo decaido),
En que es bello aquello que piensan los niño ¡ en que somos nosotros quien traemos niños ¡.
Ah, si fuera verdad... si trajéramos niños (piénsalo mi amada), traeríamos seres inocentes preñados de luz de los cielos, ángeles que vuelven al mundo por embellecerlo, hombres que un buen dia serían aquellos que salvaran vidas, ancianos que una vez dejadas sus vestiduras ...¡volverían a vestir manto de estrellas y amor
en los Cielos.

Ah, (le dijo ella besando su pico, rozando sus alas, haciendo mimitos)...¿dejamos que sea? ¡podemos hacerlo ¡, tan sólo hay que dejar que sigan creyendo en ello.....

El sol, se durmió cerca de su nido, y las dos cigueñas quedaron muy quietas con ternura inmensa...
¡soñando en los niños ¡.

                             Julia Orozco.

3 comentarios:

  1. Oh! Siempre que pienso en la ternura de los niños, recuerdo que Hitler también lo fue.
    S.

    ResponderEliminar
  2. Qué dulce Julia...! Me pregunto quién habrán inventado lo de la cigüeña. Dura generación tras generación...

    Besos mentales.

    ResponderEliminar
  3. Hola Sémola, si también fue niño pero cada cual elige su camino. Gracias por entrar. Besos.

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd