13 de julio de 2013

el comentario Comentar aquí

Se han cumplido las profesías


-Se han cumplido las profecías- decían algunos

-El final ha llegado- apuntaban otros.

Mientras veían descender del cielo a los que muy probablemente acabarían con su patética existencia sobre la faz de la tierra. Nadie sabía por qué, aquellos seres habían llegado, ¿Cuál era su propósito?, ¿Que buscaban?, y por qué lo estaban buscando precisamente aquí.

Confusión, histeria, miedo, dolor, algunos de los sentimientos que se podían respirar en aquel día, el día en que todo cambio para siempre.

Y de pronto…… oscuridad.


EXILIADOS

Misión: TEMPUS

4dia lunar año 3016

Ya ha pasado más de tres semanas desde que despegamos de la costa de nuestro planeta Ecto, aún no he podido cumplir mi propósito en esta mision.

Como genetista es mi responsabilidad descubrir los porqués.

Los nuestros están muriendo consumidos uno a uno, el virus ha mutado y solo un grupo de expertos en diferentes áreas y yo fuimos lanzados fuera del planeta para investigar la razón del mal que nos aqueja.

Nos extinguiremos me temo, si no logro descubrir una cura, algo que alivie a todos mis compatriotas, no puedo regresar con las manos vacías, no debo regresar si aún no lo encuentro.

Debo confesar que últimamente no me he podido concentrarme, no he podido mantener mi mente a un cien por ciento concentrada en lo que hago, solo pienso en mi familia, en mi esposa, mis hijos, y los miles que esperan en casa que seamos sus salvadores.

Desearía con todas mis fuerzas descifrar el ADN que corre por nuestras venas este inmenso laberinto que me tiene atrapado.

Solo he concluido que el virus que se ha propagado conocido y nombrado por la asociación de salud como x-penta1,

Ha mutado a lo largo de los años, durante siglos, se ha transmitido de generación en generación, heredando una bomba de tiempo que había esperado ya demasiado para salir, y por fin había encontrado una manera de hacerlo, de afectarnos.

Necesito llegar al origen, al inicio de todo, cuando aterrizamos por primera vez en este planeta en busca de un nuevo hogar.

Si tan solo pudiera hacerlo, mi mente da vueltas y cada día que pasa me siento más atado de manos que nunca, siento como si fuera a……..

-Alg?, Alg¡¡¡¡¡¡ amor estas allí-

-Si querida aquí estoy-conteste guardando rápidamente mi diario no quería ni que mi propia esposa notara que me desmoronaba.

-Siento interrumpirte pero el jefe en misión te ha estado buscando-dijo mientras se acercaba a mí.

-Platoc??- pregunte indiferente.

-Si bueno, estaba algo alterado cariño no sé, he visto que estas bajo mucha presión últimamente, y no quiero que te enojes pero, por accidente vi uno de tus informes la otra noche y…

-Qué??? De que hablas Mirt sabes bien que me molesta, cómo pudiste eso es algo privado. No quiero que...-

Me rendí, no podía pelear con ella, no, cuando conocía bien el destino que nos esperaba a los dos.

-vamos a morir cierto, todos estamos infectado verdad Alg, ya no me puedes mentir, lo sé todo. De pronto me abrazo sentí sus lágrimas derramándose sobre mí, y entendí que ella también estaba dejando de luchar.

-A si es, si no encuentro algo pronto todos moriremos- trate de decirlo seriamente pero no pude evitar que la voz se me entrecortara, el nudo en mi garganta crecía.

-por qué quisiste venir, si sabes lo que pasara, si sabes que no hay esperanza…

-es que no lo ves- la interrumpí algo alterado tratando de hacer contacto con sus ojos. – de verdad no te das cuenta de que aún hay esperanza, de que todavía podemos ganar en esta, de verdad desconfías tanto de mí, me crees tan incapaz de lograrlo que prefieres rendirte.

- no, no desconfió de ti, de verdad creo en que lo puedes lograr pero, que pasara si no sucede, lo has pensado acaso, tenemos mucho tiempo fuera del planeta y aun nada, nada Alg….que se supone que haga, que es lo que quieres que haga.

De pronto Mirt se alejó de mí y comenzó a dar vueltas por la habitación, hasta que se detuvo junto al ventanal de la nave donde el cielo estrellado brillaba en aquella noche eterna.

-solo piénsalo. Continuo – si hemos de morir hay que hacerlo con dignidad no crees, con la frente en alto en el lugar al que pertenecemos, no aquí, exiliados,

-perdóname- le dije mientras sucumbía al llanto, lo siento tanto no tienes idea de cuanto lo siento, si pudiera cambiar las cosas, sin embargo no puedo Mirt, no puedo- ya no me importaba ser fuerte, ya no quería aparentar serlo, que me faltaba que me hacía falta. Para encontrar la respuesta que tanto buscaba. Si el problema quería resolver tenía que regresar al principio de todo

-LOS ARCHIVOS ANTIGUOS – dije casi gritando mientras veía la cara de sorpresa que Mirt tenia

-de que hablas, sabes que son secretos-

- no todos, además si quieren que encuentre la solución tendrán que aceptar las pautas que yo les dé.

- pero Alg, estas seguro

- más seguro que nunca, mira amor sé que tú quieres que abandone esta misión y no te pienso obligar a seguir conmigo, solo te pido dos semanas, y te lo juro , si en dos semanas aún no he encontrado la cura, te juro que regresaremos a nuestro hogar no pienso obligarte a seguir así.

-dos semanas he.- Mirt volteo a verme tratando de hallar algún destello una pizca de mentira en mi, pero me mantuve ecuánime, firme en mi decisión.

-solo dos es todo lo que te pido- bese su frente. Y la abrase, era todo lo que pedía, ese momento, ese minúsculo minuto de perfección.

- de acuerdo-dijo mientras dejaba escapar una leve sonrisa

-así que me estaba buscando Platoc cierto.

-hum, claro, lo olvide con todo este drama, dijo que harían una junta para compartir resultados tal vez puedas decirles lo que pensaste-

-no, no creo que sea buena idea, a veces hay que ser celosos de sus conocimientos. Que esto sea un secreto de acuerdo.

-de acuerdo- grito Mirt mientras me veía alejarme en el andén de la nave, estaba algo asustado no sabía que esperar de los resultados de los otros tal vez nadie tenga buenas noticias.

-Hola supe que me estaban buscando

-Así es, por que no pasas y te sientas estamos a punto de comenzar

-si, señor claro.

-y bien caballeros los he reunido para anunciar el retiro de dos de nuestros colegas quienes se marcharan con sus respectivas familias mañana.





-qué?- dije sorprendido tratando incluso de ocultar un tono de histeria. –quienes?

-los dos científicos que se retiran serán el doctor Marc y el doctor Panius.Es por eso Alg que te habíamos estado buscando, con estos dos miembros retirándose quedaras solo en el laboratorio, tendrás que hacerte cargo del resto del personal tu mismo, aunque bueno no quedamos muchos. Por cierto algún avance en la investigación que quieras compartir con nosotros?.

-no en realidad señor, aunque, quisiera pedirle permiso para tener acceso a los archivo antiguos, no se pensé que tal vez hay algo que me he estado perdiendo ,tal vez regresando al principio de todo encuentre la respuesta.

-denegado Dr., sabe bien que no se le pueden dar esas consideraciones, por mucho que ahora haya quedado a cargo de su departamento no significa que pueda tomarse tantos privilegios.

-me perdonaras pero esto no se trata de tomarse “privilegios” estamos hablando de encontrar la solución, y si tengo que llegar al principio de todo, lo hare, no solo estoy aquí por mi familia estoy aquí porque deseo salvar a todos los que confían ciegamente en nosotros. Que no te das cuenta aun de la gravedad del asunto.

-basta- grito Platoc frunciendo el ceño apretando fuertemente la mesa en la que todos no encontrábamos sentados, aguardando, lo que habría de venir. –pero que falta de respeto de tu parte, no te creas el inteligente aquí, podre ser solo un militar pero no soy ningún estúpido, no trates de imponerte, que no se te olvide que el que manda aquí soy yo, tú no eres más que un simple peón que el sistema maneja, así que si quieres ser el salvador y el héroe de la misión tendrás que trabajar con lo que hasta ahora se te ha dado y recuerda, que no se te ocurra ni de chiste pasar sobre mi autoridad, y este aviso va para todos entendido, además nuestros superiores están debatiendo sobre si se debe seguir esta misión o no. Por lo pronto es todo caballeros pueden retirarse.

Me quede mudo, tratando de tragar toda esa información, como se suponía que resolviera este enigma si me limitaban a tanto, y el pensar incluso que los altos mandos se rindieran y decidieran cancelar la misión me ponía aun mas paranoico. Sentí las miradas de los demás sobre mí, como tratando de descifrar mi cara. Ignore a todos, me pare lentamente y Salí caminando por el pasillo principal directamente al laboratorio.

-Dr. Alg- resonó en el pasillo una voz que no reconocia.me voltee para saber quién era

-mucho gusto señor mi nombre es Nifc. De hecho soy nuevo, me mandaron en lugar de los dos colegas que se fueron creo que al Capitan Platoc se le ha olvidado presentarme. En fin estoy listo para trabajar, en que quiere que le ayude primero.

A juzgar por su apariencia pude notar que Nifc era un chico recién graduado, demasiado joven diría yo, y aun conservaba ese entusiasmo, como lo lograba?, no estaba seguro pero digamos que parecía feliz.- bien exactamente en qué área te especializas?-

-soy genetista señor, aunque también me encanta la tecnología obtuve un diplomado en ciencias computacionales además….

-ok. Sabes chico, está muy bien que seas un genio pero aquí trabajaras duro de acuerdo a sí que a poner manos a la obra.

-sí señor, sabe, creo que usted tiene razón-

-sobre, que?

-sobre los archivos señor, debería tener derecho a verlos después de todo usted podría salvarnos, además, pienso que tiene todo mucho sentido, si la enfermedad ha mutado a lo largo de los años y nos comenzó a afectar hasta ahora, debe de haber un origen, algo no salió bien desde el principio incluso, bueno me atrevo a pensar que nuestra raza no es cien por ciento pura, creo que nos hemos mezclado, hasta ahora es mi hipótesis como genetista.

Me quede helado, aquel muchacho que parecía tan inexperto había deducido lo que a mí me había costado tanto entender y lo que los otros aun no entendían. Hay un ancestro perdido. con toda esa charla no me había dado cuenta de que estábamos justo en la entrada del laboratorio. Me detuve para que la maquina escaneara mi ADN, como siempre lo hacía, enseguida puse la clave sobre el teclado flotante. La puerta plateada se abrió, recuerdo que ese pequeño momento solía emocionarme demasiado pero hoy no era más que una simple rutina.

-doctor espere hay algo importante que tengo que decirle

-bien, por que no hablamos al respecto en mi oficina de acuerdo.

-de acuerdo señor..

- por favor llámame Alg

-si doc……..digo Alg

- bien vamos por esta puerta. Y me siguió podía ver que Nifc estaba ansioso tal vez quería decirme algo importante algo que había visto y que quería que yo supiese.

-vamos toma asiento, que es lo que te tienen tan inquieto-

-es que,- respiro hondo y trato de concentrarse en su respuesta que parecía costarle trabajo formular.- usted hablo sobre los archivos secretos, ya le mencione lo que pienso al respecto, pero aun hay mas, cuando recién entre, el capitán Platoc me ordeno poner en forma el sistema computacional de la nave, pues sabia que tenía un diplomado en esta área pero, hum,-hizo una pausa y se quedo unos minutos mirando hacia el suelo.-encontre algo muy extraño en esos archivos.

-de que estás hablando-

-yo, pude acceder a las copias digitales de los archivo mejor conocidos como 00012, no los vi todos, pero si note algo que me inquieto mucho, encontré unos archivos con su nombre.

-qué?? Pero como puede ser posible

- lo sé son muy antiguos, pero se leía , claramente su nombre en uno de los proyectos, no decía fecha pues parecía que alguien lo había cortado, pero parecían ser una los planos de una especie de máquina, lo cual me pareció realmente extraño.

-entiendo, y eso porque te parece relevante ahorita. No me contesto enseguida guardo silencio unos momentos volvió a desviar la vista y después se dirigió a mí de nuevo.

-usted dijo que habría que regresar al tiempo, al inicio, donde comenzó, nuestra estancia en el planeta Ecto, que tal si lo decía de verdad, que tal si usted creó una máquina del tiempo o algo parecido, habrá cumplido su misión o simplemente fallo. Y si este hallazgo es un aviso del futuro?.

Me quede atónito, incluso creo que deje de respirar un par de segundos. ¿y si todo esto es cierto?, y si al fin de cuentas no soy más que el causante de nuestras desgracias.

-si accediste una vez a estos archivos crees poder lograrlo dos veces?.

-si señor

- ok hoy a la hora de dormir subiremos de nuevo hasta el laboratorio, donde necesitas estar para entrar al sistema?.

-usted es jefe de su departamento, seguro puede llevarme al computador madre.-

-claro, pero será muy necesario que no le cuentes a nadie sobre nuestra conversación de acuerdo. Ahora iré a checar la investigación, actúa normal, y no levantes sospechas en nadie más, entendido?

-entendido Sr.

Pase toda la tarde, esperando, aguardando que llegara la hora de reunirme con nifc. Las horas me parecieron más largas de lo común, revisando los proyectos de los 3 últimos científicos que habían decidido seguir en la misión, todo me pareció igual ninguna idea fresca a la cual apostarle.segui hundido en mis propias reflexiones, en mis laberintos mentales que me impedían llegar a una conclusión. Así que decidí irme a mi lugar feliz el único lugar en el que podía sentirme en paz.

Camine lo más rápido que pude pasando el elevador hasta llegar a aquel andén plateado, donde sabía que mi hermosa esposa me estaría esperando.

-Mirt? Ya llegue donde estas, cariño

-aquí estoy Alg,

-hey cariño no vas a creer esto……me detuve en seco Mirt estaba en la cama algo pálida, tenía su mirada habitual, cálida, pero parecía enferma.

-lo siento amor no estoy bien esta mañana comencé a sentirme mal, no sé que me está pasando crees que sea el virus??....

-no, no puede ser linda, estamos a milasios del planeta.ademas….

Mirt comenzó a toser y entonces un fluido negro salió de su boca, no era sangre pero nunca había visto algo parecido.

-lo siento Alg por que no me alcanzas uno de los pañuelos que están en la mesa

Un poco perdido le di los pañuelos pude notar un temblor en mi mano.

-No estás bien, no te voy a dejar amor no lo hare.

En ese momento la alarma comenzó a sonar, pude reconocer que era la alarma de alerta biológica. de verdad estaba pasando uno de mis mas grandes pesadillas?

En ese momento irrumpieron tres policías, de la fuerza ntivira, sabia por que estaban aquí, -no¡¡¡¡,- grite tome a Mirt entre mis brazos,la abrasé con todas mis fuerzas, cuando empecé a escuchar el discurso, que dictaban siempre que se llevaban a alguien para ponerlo en cuarentena, -no se la llevaran a ella no, no por favor- sentí las lagrimas caer por mi rostro sentí mi corazón agitarse mientras escuchaba.

-en nombre de la federación del planeta Ecto,su esposa Mirt Ecco será reubicada en un área especial, bajo custodia del capitán en nave Platoc Sendius. Por ser portadora del virus x-penta1.

Las palabras resonaron en mis oídos -nooo….Mirt¡¡¡¡..sentí las manos de uno de los agentes, mientras me aplicaba un calmante, comencé a relajarme, aun creía moverme pero mis brazos estaban inmóviles, las piernas dejaron de responderme, por ultimo escuche un te amo Alg. Y entonces la droga se esparció en mi, sucumbí ante sus efectos.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd