12 de agosto de 2013

el comentario 7 comentarios

La historia de mi cotidianidad


¿ Te has dado cuenta de cuantas personas pasan por tu vida y no son tomados en cuenta?

Hoy decidí descubrir el mundo de gente que esta a mi lado , pero que siempre ignoro, esas personas que a pesar de verse tan diferentes , parecen no ser de otro mundo.
Empeceal salir de mi casa , apresurada como siempre a ver los ajetreos del barrio , la tienda de la esquina , con la señora que pasa la mayor parte del tiempo observando y conversando con todos los vecinos, mientras vende uno y otro articulo pedido , tal ves pan para el té , algunas frutas , azúcar y arroz a granel , porque no falta a quien se le olvido comprar con tiempo .Después de un cordial saludo sigo el recorrido hasta llegar a tomar un micro , nuestros queridos medios de transporte tan abandonados a su suerte , destartalados , incomodos , donde las personas dicen que siempre suben rateros y hay que tener cuidado , sonrio al pensar que esta ves tuve suerte y hay un asiento libre , justo a lado de la ventana , asi puedo continuar con mis observaciones y descubrimientos , aun dentro del bus existe gran movimiento , una micro selva humana esta en febril actividad , las personas que suben , las que se olvidan que tenian que bajar hace tres cuadras , los que simplemente se rindieron al calor y estan en el quinto sueño , aquellos que van conversando , sobre la escuela y las tareas , y otros que simplemente van meditabundos y silenciosos. No falta aquel que esa mañana se desperto de malas pulgas , y busca con quien descargar su enojo, para mala suerte la victima suele ser el chofer , o en algunos casos los ayudantes, quienes tambien protestan a su modo por los contratiempos del dia, pero si hoy es un dia de musica , la radio a todo volumén , y justo alli es cuando olvido mis pensamientos , para entender de donde sale aquel sonido, algunos se enojan y otros recurren a la tecnologia para amortiguar la bulla con su propio sonido.
Si nos tomamos un tiempo para mirar alrededor , podríamos notar los maravillosos colores que la cotidianidad de nuestra ciudad nos regala , las polleras vistosas , haciendo juego con las mantas , compitiendo entre ellas en coloridos movimientos , opacando al sol con su luz , los apresurados profesionales de traje y corbata , un celular en la mano , en la otra el maletín , empujando y pidiendo disculpas , tan ocupados en su mundo que no aprecian el bello paisaje urbano , los niños de todos tamaños y edades que están revoloteando como mariposas apresuradas , con mochilas mas grandes que ellos y pensando en comprar un jugo o tal ves un bolo , tampoco se dan cuentan de que con sus sonrisas y alegría y una que otra travesura forman parte de las acuarelas de la vida , tampoco podemos olvidarnos de los periodistas, con sus micrófonos inquisidores , mientras todos alejan su camino sonriendo , y que decir de las marchas , que ademas incluyen un parsimonioso desfile de vendedores , infaltables en nuestra ciudad , cuando no necesitas un caramelo allí estarán para ofrecértelo, y nuestras amigas las cebritas recordándonos que para mantener la armonía hay que ser ordenados , siempre dispuesta a saludar a los niños , los lustra botas , los periodiqueros , las comideras, son tantos nuestros personajes , maravillosos cada uno en su forma, pero imposibles de nombrar todos.
Después de llenarme con toda la diversidad en mi entorno , puedo llegar a una sola conclusión , la vida nos ha hecho iguales en varios aspectos, pero nos ha regalado la maravillosa diversidad , las diferencias de pensamientos, de ideas , de metas , de preocupaciones ... todo esto nos hace seres humanos , y para convivir como hermanos , debemos apreciar nuestras diferencias y redescubrir esa palabrita olvidada : Tolerancia , si , tan simple como eso , tolerancia a las creencias religiosas , a las costumbres , y a las ideas. Somos seres increíbles , cada uno diseñado para funcionar como una maquina perfecta , pero a la ves necesitamos de los otros , para que puedan llenar nuestra vida , enriquecerla con mas idea , mas opiniones.
Si un día nos propusieramos un ejercicio fácil , que no nos tomaria mucho tiempo , solo prestar atencion a lo que los demas dicen , sin discutir, sin imponer nuestros razonamientos , podríamos aprender algo de los otros , y al final descubrir que cada dia , cada persona, cada cultura , y cada pueblo forman parte de nuestra historia , la que escribimos hoy , y que mejor que empezar un nuevo capitulo en esta historia que siendo tolerantes y admirando con fraterno sentimiento a los que nos rodean con su propia cotidianidad.

 Maite Cita


7 comentarios:

  1. Maite has escrito algo tan cotidiano que sencillamente por ello no reparamos. Y es cierto si paráramos a escuchar o sentir lo que los demás dicen o sienten aprenderíamos cada día mil cosas diferentes y que es la vida sino aprender?, aprender a vivir en sintonía de sonrisas cordiliadidad esperanzas.
    Si todos formamos parte del mismo mundo y casi todos perseguimos la misma meta . Ser feliz.
    Maravilloso amiga lo que escribiste. Besos inmensos.

    ResponderEliminar
  2. Tu descripción es acertada. En realidad es mucho mas lo que tenemos en común que lo que nos diferencia, y ésta es para enriquecernos con la convivencia. Al mismo tiempo, sobre todo en la gran ciudad se nota lo que en sociología se denomina anomia que es la falta de ser identificado dentro del gran contexto, constituye un tema extenso y profundo. Convengamos finalmente en que todo ser humano tiene la necesidad de ser tenido en cuenta. ¡saludos Maite!

    ResponderEliminar
  3. Hermoso relato de lo cotidiano.

    Tolerancia y fraternidad como llave de la convivencia. Muy bueno.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  4. Nunca nos incluyen a los caídos en estos relatos hermosos. Estamos en el mundo para poner a prueba vuestra tolerancia: tolerrancia.
    Besos y besos.

    ResponderEliminar
  5. Es una hermosa palabra "cotidianidad", es difícil de pronunciar pero muy bella, y hermosos pensamientos Maite que reflexionan sobre la igualdad de los humanos, vengan de donde vengan, sean como sean.

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  6. Estabas mirando vos y de pronto nos pusiste a mirar a todos, eso querías decir antes y solo me salio una palabra. Saludos Osvaldo Barales

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd