22 de septiembre de 2013

el comentario 3 comentarios

Días aturdidos



Cansada,
agotada,
aturdida.
El cantar de los pájaros,
la alarma del despertador,
sonidos del amanecer
y otros ruidos molestos lo empeoran.
La gente emergiendo,
los automóviles y autobuses
comenzando
su monótono y diario viaje.
Hombres discutiendo,
sonidos de teléfonos,
de canciones mezcladas y perdidas,
incluso lo empeoran.
Niños corriendo y gritando,
más gente apurada caminando,
sin ver mas allá que su caminar,
sin prestar atención.
Bocinas, sirenas, alarmas,
todo junto,
estresante y aturdidor
en los suburbios de hoy.
Finalmente en casa,
que alivio, que placer.
Luego el televisor,
con ese hilo ruidoso ensordecedor
que provoca,
mas el constante eco insoportable del exterior.
Incluso en la noche,
mas voces, mas sonidos
de que el mundo sigue despierto.
Hasta el mismo silencio,
si lo hay,
hace doler los tímpanos.
Un mosquito o dos,
susurrando fastidiosamente
en mis cansados oídos,
no me dejan dormir.
De todos los días,
algunos son así,
agotables y precipitados,
cansadores, agitados
que en su momento parecen no tener fin.

C.M.D.S.


3 comentarios:

  1. Son esos días en los que falta la calma.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Una descripción poetizada del día a día, en la gran ciudad. Muy bueno Melania.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno tu inventario. Cuesta salir de ese menjunje con los cables conectados en el borne correcto. Saludos. Osvaldo Barales

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd