7 de octubre de 2013

el comentario 15 comentarios

La Estrella..


Amaba a su abuela, desde que recordaba la veía todos los días trajinar por su casa, siempre haciendo algo, siempre con una sonrisa y también siempre con un moño grande que se hacia cada dia para recogerse el pelo. Esto, esto es lo que mas le gustaba de su abuela, su pelo blanco lleno de una pureza increíble, aun fuerte para su edad, pues aunque su piel había envejecido con el paso del tiempo, su pelo, su sonrisa y sus ojos lucían como si fuera aún una niña, y cada dia (al llegar la noche cuando su abuela se deshacía ese moño y dejaba caer su melena bella y blanca, la niña corria para buscar su peine de nacar (su gran tesoro que guardaba tan solo para peinar el cabello de su abuela).

Una noche de luna llena, cuando ésta lucia en los Cielos con todo explendor la niña, miro hacia arriba y vio una estrellita que la enamoró.

-Abuela ¿ves esa estrella.

_Si, la veo amor.

_Pues cuando sea vieja quiero ser estrella yo.

Sonrio la abuela...ah, había dicho exactamente las mismas palabras que ella pensaba cada vez que miraba el cielo estrellado ¡si ¡, ella quería ser lucero¡ ser una estrella la mas humilde...¡pero una estrella¡.

Siguieron charlando las dos de la luna, lo bella que era , la inmensa belleza con la que lucia y las dos miraron la estrella aquella que arriba lucia aún mas bella...

_La abuela bajito le tomo la mano (dejando ese peine de nacar en el suelo posado), y ambas muy juntitas miraron los cielos ¡y por un momento las dos se creyeron en ellos ¡.

Fue la abuela la que despertó primero y tomando ese peine en su mano acaricio su pelo, y mientras lo hacia le dijo bajito como si esas palabras se fueran quedando grabadas en algún sitio....

_¿Sabes niña mia?,¡ seremos estrellas, haremos del mundo una casa bella, yo, como mayor ire la primera, allí hare nuestra casa en la estrella y asi, cuando llegues tan solo tendras que decir Abuela...

¡y me encontraras.

_Vale abuela (dijo sonriendo), pero antes deja que peine tu pelo,¡ queda mucho tiempo para ser estrella¡, déjame que antes te mima y te quiera y ...¿sabes lo que me dijeron?, que las estrellitas te sanan el cuerpo, asi que recuerda, si algo te duele cuando estes arriba ¡vuélvete estrellita ¡ y asi, jamas estaras mas malita....

Sonrió la abuela a esa su nietaa, abrazó con mimo esa almita buena y sonriendo con mucho candor me dicen que dijo llenita de amor;

Estaré pendiente allá cuando llegue de que esa estrellita por siempre te brille, que no me la apague ni agua, tormenta ni un huracán brillará por siempre allá donde esta. Y ahora escucha mi niña chiquita recuerda mi amor...

En tu vida mi niña, vendrán pesares y alegrías, penas y noches frias (ojala que no) pero si llegaran,, tú mira la estrella y con mucho amor..¡encuéntrame en ella¡,que yo vendré a traerte quimeras, darte ilusiones y una vida buena, te daré alegrías que nunca soñaras y haré que mi estrella alumbre tu casa y mira mi niña chiquita mi pequeña amada desde esa estrella ¡te encenderé el Alba ¡.


A

15 comentarios:

  1. Ains la abuelas, cuanto echo de menos a mi abuela, en ella era todo magia y amor.
    Un bonito post, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola mi amiga si es verdad las abuelas son importantes en nuestras vidas la mía fue como otra madre para mi, espero que mis nietos me recuerden a mi con amor.
    Besos querida amiga.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante el texto,lleno de magia,pero,con la reflexión que nos deja un mensaje para meditar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. luna roja gracias por llegar y dejar tan hermosas palabras. Besos.

      Eliminar
  4. Mi abuela también tenoa los cabellos largos de color plata.abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fiaris mi abuela también y se hacía un moño , por eso este relato.
      Gracias por entrar y dejar tus palabras. Besos inmensos.

      Eliminar
  5. Cuánta magia y que hermosa selección de imagen para acompañar tus letras!
    Gracias por tu encantadora vista, ya estoy siguiendo tu espacio.
    Abrazos, bella noche!

    ResponderEliminar
  6. Cristina gracias a ti también por estar acompañando este relato con tus hermosas palabras.
    Besos inmensos.

    ResponderEliminar
  7. El hilo de Ariadna de mi infancia, nuestra porque somos cuatro hermanos, fue mi abuela materna, Doña María, en una época compartíamos todos la misma habitacíon, nos dormíamos mirando a la abuela sentada en su cama peinando el larguísimo cabello que nunca terminó de encanecer. Hermoso texto Julia. Saludos. Osvaldo Barales

    ResponderEliminar
  8. Gracias Osvaldo te agradezco tu entrada y tu hermoso comentario.
    Besos inmensos amigo.

    ResponderEliminar
  9. es muy intenso el estado de felicidad que da la comunicación con una nieta. Es un encuentro de miradas y confianza. Se enciende en unos instantes. Muy linda narración. Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Arte Marga gracias de corazón por llegar y comentar tan hermosas palabras. Besos inmensos.

    ResponderEliminar
  11. Las estrellas han fascinado a la humanidad desde la noche de los tiempos. Muy bueno leerte, Julia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luciano hermoso recibirte . Besos inmensos.

      Eliminar
  12. Qué bella manera de recordar a las abuelas, gracias Julia

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd