23 de marzo de 2014

el comentario 3 comentarios

Estúpida burbuja


Todos alguna vez tenemos ese sentimiento de estar encerrados, sofocados, ahogados. Sentimos que no nacimos para esto, estamos viviendo una vida que no nos pertenece, miramos a nuestro alrededor y nada parece estar bien, todo se siente ajeno, como si viviéramos una vida perfectamente planeada, superficial, pero en nuestro inconciente sabemos que en realidad no vinimos al mundo para esto, nuestra existencia no debería ser tan insignificante, vinimos aquí para dejar una huella, hacer un gran cambio.
Un momento todo esta bien, te levantas, vas a estudiar, al trabajo, regresas a casa, pasas tiempo en familia o quizás solo te echas a distraerte de los “problemas” que ha tenido tu día perfectamente rutinario. Al siguiente momento, bam! Te das cuenta de que algo no esta bien, algo no esta funcionado, comienzas a sentir como algo cambia en tu interior, por tus venas corre el deseo de ser alguien más, de tener una vida completamente distinta, tener aventuras, conocer el mundo, el mundo verdadero, salir de la burbuja en que has vivido toda tu vida, porque de repente has crecido y tu burbuja te queda pequeña, es ahí cuando te sientes encerrado, sofocado, ahogado.
Pero antes de dar ese paso, de romper la burbuja que te atrapa, te detienes una milésima de segundo y te pones a pensar ¿Qué es lo que voy a hacer? ¿Cómo voy yo a conocer el mundo, a cambiarlo? Soy solo una persona normal, uno más del montón, estoy dentro de la media, y la media no es tan mal, es incluso cómoda, por supuesto que no tiene adrenalina, no me alimenta con ganas de seguir viviendo con más entusiasmo cada día porque se que tengo un propósito definido, un propósito significante, un propósito que puede cambiar al mundo.
Pero aún así, no deja de ser cómoda, segura, es en esa milésima de segunda que te detienes a pensar ¿vale la pena tirar todo por la borda? ¿Desechar una vida planeada por vivir una completamente desconocida? ¿Y si el mundo no es lo que yo pienso, y si no cumple con mis expectativas? Entonces todo habrá sido en vano, dejare de ser uno más del montón para convertirme en un miserable, uno verdadero porque al menos ahora mis sueños están intactos, esperando a ser cumplidos, intactos, pero al menos no rotos.
Miras nuevamente a tu alrededor, la vida ajena y superficial ya no parece tan mala, decides esperar, creyendo que la burbuja estallará sola cuando tus sueños estén prontos para cumplirse, después de todo es mas fácil creer que las oportunidades llegan solas que salir a buscarlas.
De pronto ya no te sientes encerrado, sofocado, ahogada, una sensación de calma te invade, no es paz, sino calma, calma porque la burbuja ya no te queda pequeña, no tienes que preocuparte por esas ideas locas de salir corriendo a un lugar feliz, verdaderamente feliz, calma porque no tienes que lidiar con la verdad, esta no es la vida que quieres para ti, pero es muy tarde para eso, tus miedos te han convencido de lo contrario.
Felicitaciones, has vuelto a ser insignificante, uno más del montón.

Camila Bentancur


3 comentarios:

  1. Siempre es bueno desafiar a la hoja en blanco con nuestros pensamientos.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Es tan real lo que has escrito que me sentí por un momento desnudo pero a la vez lleno de nuevas ilusiones por que de eso se trata la vida ¿no?

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd