30 de julio de 2014

el comentario 2 comentarios

El pastelillo



La escena se vuelve a repetir una y otra vez en este mundo.

En cada esquina donde haya un bar, en cada barrio en cada cultura y en distintas épocas. Siempre, siempre se repite la misma y cíclica escena.

Pero en este caso recurriremos a una historia inexistente ambientada tal vez en un ambiente newyorkino.

Un restaurante una mesa cuatro caballeros y una dama con un pastelillo sentados.

Ella más dulce que la miel misma, tan dulce que asusta a cualquier hombre que se le acerque. Con los ojos verdes o café y con ese brillo en los ojos de mujer enamorada, pero ese brillo triste y melancólico, se nota que le abunda mucha saudade. Deberá tener unos 25 años tal vez, los suficientes para saber que alguna vez amó a otro pero los necesarios para que la crueldad del mundo aun no la haya corrompido ,los suficientes para no apresar su alma en efimeridades. En sus manos un pastelillo,una ofrenda de amor hacia el insolente.

Por otro lado esos caballeros deben andar entre los 30 y 40,por como visten son de buena clase social. Seguramente hijos de algún hombre que ha laburado toda su vida, un valor que no enseñaron a sus hijos malcriados. Se la tiran de saber mucho pero pobres almas miserables no saben nada de la vida. Canallas ,burlones...poco hombres,entre ellos el insolente.

Se levantan salen del lugar ,ella con los ojos llorosos ,deja el pastelillo ahí abandonado y rechazado como es su alma.

El insolente se jacta de este acto ,avergüenza a la muchacha ,disfruta de sus entregas de amor y el respondiéndole con una fría mirada.

Ya casi en la puerta se cruza el insolente con un guapo por como viste y habla parece argentino. Este último lo disputa por la mano de su amada, pero el guapo se acobarda.

Siguen su camino los amigos vulgares la siguen avergonzando,blasfemando,dañando.

De repente el insolente regresa al restaurante ,quien sabe tal vez para buscar al guapo pero en cambio se encuentra con un hombre ya entrado en años con cabellos y bigotes blanquesinos el invierno de la vida ya entro en su alma y había teñido sus sienes de blanco. Era su padre y el comienzo de una discusión mas de tantas y el rechazo del insolente.

Aquí termina la escena y el comienzo de interrogantes. Y la sensacion que queda ante estos personajes tan repetidos por otros en la historia desde que el mundo es mundo ,y el hombre es hombre. Un ser que ama y que es rechazado ,un amado que disfruta de ser cruel y otros tantos cómplices,algún cobarde que no se la juega y el destete del hijo , del padre.

¿Qué es lo que habrá pasado con la mujer más dulce que la miel? ¿sus muestras de amor en algún momento habrán sido correspondidas? ¿se habrá cansado de amar? ¿El mundo opacó su alma de gorrión?¿ella amó a otro más?¿Ella habrá sido feliz?

¿Y el insolente?¿la habrá amado alguna vez? ¿O siempre la trato como objeto?¿alguna vez a peleado por su amor?

Y los canallas ¿qué fue de su vida? ¿Habrán amado? ¿se habrán casado? ¿O se habrán dedicado a una vida de placeres? ¿O alguno en una cárcel?

Y el guapo ¿alguna vez se la jugó por ella? ¿Él la podría haber amado como se lo merece? ¿O la habría tratado igual que el insolente?¿habrá vuelto a su patria?

¿Y la aparición del padre? ¿Qué es lo que habrá pasado para semejante frialdad? ¿ acaso el insolente aprendió del padre a ser como era? ¿Acaso el padre buscaba la salvación de su hijo? ¿alguna vez se habrán reconciliado? ¿ O habrán seguido con su eterna pelea?

¿Tal vez algún mirador se ha movilizado por este suceso?

Mientras tanto estas historias se repiten y sus desenlaces son casi infinitos , cada ser cambia siempre el personaje, y su fatal destino.



Daiana Avalos Robledo
http://blogdeiblogkey.blogspot.com.ar/

2 comentarios:

  1. La felicitamos por su primer publicación en forma autónoma.

    Sin embargo deberá tener en cuenta los formatos del blog para una próxima oportunidad.

    En esta ocasión hemos solucionado los problemas de formato de letra y ausencia de imagen "Ir al blog del autor".

    Gracias por su participación

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd