17 de septiembre de 2014

el comentario 8 comentarios

Errante sin sentido


Ese sin sentido en el que se balancea la vida.
Ese comienzo incierto y final inconcluso propio de las historias a medias recordadas.
Ese ir y venir constante que nos ata a todos lados y al mismo tiempo a ninguna parte.
Ese pertenecer a nada y conformar un todo.
Ese querer ser un todo para quien quiere nada.
Ese "no sé qué" inevitable que juega al escondite con el “sí” y el “no” sin atrapar a alguno de los dos.
Ese borrón en que se convierte el olvido, el pasado, lo vivido.
Ese avanzar hacia atrás a través del tiempo: Entre más segundos, menos momentos. 
Esa frontera a la deriva atrapada entre dos mundos.
Ese agobiante sobrevivir en el futuro y sobrar en el presente.
Ese soñar con las pupilas encendidas sin edificar algo y destruirlo todo al cerrar los párpados.
Ese hablar sin decir ni sentir, ni pensar.
Ese querer ir lejos sin partir ni llegar.
Ese estar rodeado y lleno de movimiento, pero quedarse paralizado con el alma hueca y la mente en blanco en un espacio inerte donde se acumula el vacío.
Ese accionar dormido que no permanece en vigilia ni cuando el querer o el poder lo acompañan.
Ese infinito en el que nadie cree y sin embargo, sigue protagonizando papeles.
Esa verdad bien vestida con demasiado decoro para dejarse ver desnuda.
Esa nada y ese todo que son contrarios, pero casi parecen sinónimos.
Ese existir sin ser, ese estar sin ocupar, ese vacuo significado de vivir que torna insignificante el resto de las cosas.
Ese sin sentido en el que nos balanceamos todos, donde los verbos se apegan a sus infinitivos y hacen posible que hasta suenen incoherentes los sustantivos.
Ese “siempre” y ese “nunca” que se enganchan de igual modo a principios y a finales, que sostienen una cuerda casi imaginaria a la que nos asimos un instante y luego desaparece dejándonos extrañados; porque aunque no haya algo sólido y visible a lo que aferrarnos, seguimos colgando con los brazos extendidos y los puños apretados.


¿Por qué nunca la aferramos, por qué siempre la soltamos?



Fritzy Zamor



8 comentarios:

  1. Poético y profundo. Me ha gustado mucho.
    Un abrazo,
    Inma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Mil gracias, Inma!! ¡Qué chévere que te haya gustado! :D
      ¡Un abrazote!!

      Eliminar
  2. "Ese infinito en el que nadie cree y sin embargo, sigue protagonizando papeles"

    Me quedo con esa frase...

    Me descolocó, no esperaba encontrarme con esta reflexión que me obliga de una u otra manera a replantearme cosas... cosas que vaya uno a saber por dónde andan...
    Últimamente siento que leer se vuelve más y más monótono; y te agradezco enormemente este momento, en el cual tengo que leer, y releer. Y parar, y pensar. Para caer en cuenta que no hay mucho que decir. Esa contradicción para nada desvinculante...

    (Lo mejor, no tiene faltas de ortografía... jajajjaja)

    Saludo enorme Fritzy!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te la regalo... :)

      Me ha encantado el comentario, Eugene. ¡¡Muchas, muchas gracias!! Uno no siempre sabe si lo que escribe puede conmover o hacer pensar a otro y es muy estimulante leer que así pase.

      Jajajaja, me has alegrado el día.

      ¡Muchos saludos y un abrazote!!

      Eliminar
  3. Cada oración merece una publicación y reflexión. Me lo llevo a mi muro. Gracias por decir de esta manera. Gracias por decir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! ¡Muchísimas gracias por leer, por comentar, por compartir y por sus palabras, Arte Marga!!

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Hermoso muestrario de contrasentidos.

    Seguramente le ha dedicado mucho tiempo a cada uno de ellos.

    Sin embargo y cumpliendo con el pedido de opinión, me parece, en lo personal, que la última frase en Itálica no aporta nada adicional al texto.

    Felicitaciones por una pieza tan hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias enormes, Opin!!

      La verdad no recuerdo cuanto me han tomado.

      Me encantan sus opiniones, las valoro en gran medida. Sí que tiene razón. Sucede que el texto lo escribí hace algún tiempo y la frasecilla en Itálica corresponde a una manía que abandone hace poco, pero de tanto leerla junto al escrito olvidé su inutilidad hasta el punto de hacerla parte del mismo sin darme cuenta.

      ¡Muchas gracias y un abrazote!!

      Eliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd