5 de enero de 2015

el comentario 6 comentarios

Caperucita Roja y El Lobo Feroz (Analogía al Enamoramiento)

 
Hoy me siento con la obligación de desmitificar lo que se ha conocido de cierta manera durante toda la eternidad, siento que es mi obligación, porque es justamente por no ver las cosas como realmente son, que la humanidad esta labrando su autodestrucción.
Desde que tenemos uso de razón vivimos con la historia de la caperucita roja y el lobo feroz en la cabeza, generalmente hasta tienen la desfachatez de usar esta historia como moraleja y con el fin de dejar una enseñanza que va a durar para toda la vida.
Lo que todos esos ingenuos que nos contaron esa historia no saben, es que la historia del lobo que engaño a la pobre e inocente niña se quedo en cliché. Y es ahí cuando entramos a filosofar y a pensar en como fue la verdadera historia, y llegamos a la conclusión de que las caperucitas no usan vestidito rojo con mediecitas a la rodilla, es ahí cuando nos damos cuenta que las caperucitas usan mini faldas escocesas, zapatos rojos y gafas con marco blanco. No son los lobos los que se encuentran criaturas ingenuas en el bosque, son las mismas criaturas inocentes las que se buscan el camino al bosque para encontrar el lobo allí, porque retar dialécticamente al lobo y adentrarse en su subconsciente puede ser una de las experiencias mas peligrosas y hasta fatales a las que una pobre niñita de finales del siglo pasado se puede enfrentar, pero tal vez es ese peligro que representa tirarse al vacío sin paracaídas y sin arnés, lo que hace de ese primer encuentro con el lobo algo tan encantador y adictivo.
No es el lobo el que con sus artimañas milenarias atrae y seduce a la caperucita, hasta tenerla en sus garras, es caperucita que sin mucha experiencia pero con un discurso bien hecho logra llevar al lobo al borde de lo insano y de la locura, donde lo incierto se difumina con la cordura, el placer carnal se vuelve algo muy similar al amor, y donde el miedo a la caída y a lo que el lobo llama “ridículo” reina sobre todas las cosas. No siendo esto suficiente para la inexperta criaturita, debe lanzarse al ruedo en busca de mas, es el momento de desempolvar el diván de las palabras y crearse un discurso completamente renovado y mas seductor, para llevar al lobo hasta el borde del abismo.
Y es justo ahí, en ese momento cuando caperucita se cuestiona, como solía hacer antes, con la diferencia de que esta vez se asusta, porque no encuentra respuestas a sus preguntas, ¿Y que pasa sí? ¿Por qué? ¿Como? ¿Y si no es caperucita la que juega con el lobo sino el lobo la que juega con ella? Y esa pregunta carcome todas las entrañas de caperucita, porque para nadie es un secreto que lo que empieza jugando termina gustando, y lo que para caperucita empezó como un café, se convirtió en algo que si llega a faltar, va a dejar huella, en algo que se extraña cuando se ausenta. Y ese, señores, es el primer síntoma de enamoramiento prematuro. ¡Hemos resuelto el misterio, tenemos el diagnostico! CAPERUCITA SE ESTA ENMORANDO. Y no le da miedo lanzarse al vacío sin paracaídas y sin arnés, le da miedo lanzarse sola, y que la caída nunca suceda, que por el contrario se quede suspendida en el aire sin nadie que la ayude a disfrutar de el viaje en picada.
Y con el mismo temor de siempre caperucita no se atreve a dejar ver lo que lleva en su canasta, porque le da miedo que el lobo se lo robe y haga con el lo que nadie nunca hizo, pero hay algo en el hocico del lobo que la hace sentir en las manos de Dios, que la hace sentir como si no hubiera nada que temer, y no hay nada que mas desee como que el lobo se lance con ella, de la mano, juntos. En una odisea eclipsada por besos y caricias tan tiernas como lujuriosas, y de repente caperucita se da cuenta que una lengua deja de ser grotesca, que una mano deja de ser carnal, que un seno deja de ser inmoral y que todo su cuerpo se funde con la piel del lobo feroz para convertirse en la mas armónica de las poesías, donde por medio del arte se vuelve a la vida y se alcanza la muerte para culminar ese casi perfecto acto con un orgasmo de gloria inalcanzable.
Dando esto por terminado nos damos cuenta que no hay moraleja, no hay enseñanza, no hay nada que quede, no quedas ni tu mismo, porque a medida que ibas bajando por el abismo te ibas desnudando y deshaciéndote de todo lo que traías de antes, hasta quedar con menos que lo que tenias al final de tu anterior caída, todavía no has llegado al suelo, sigues cayendo en picada eterna, y te das cuenta que el nirvana se quedo en pañales cuando estas a su lado, que por mas que no tengas nada, con esa persona lo tienes todo, y que todo ese miedo hizo de la experiencia aun mas encantadora, que te ganaste una mano, un alma, una vagina y un corazón.
No tienes explicación, te volviste irracional, no conoces el por qué, pero estas seguro de que volverías a caer con esa criatura las veces que fuera necesario, y lo seguirías repitiendo hasta el cansancio, porque para ti ella siempre va a ser caperucita tan inocente y bien vestidita y el siempre va a ser el milenario y experimentado lobo feroz que se encargo de magnificar la desnudez de caperucita y volverla arte, para el ahora y el siempre.
 
Alejandra Fonseca A.
http://tearspledge.wordpress.com/

6 comentarios:

  1. Sencillamente me encantò lo escrito. Besos inmensos y feliz 2015.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Feliz año nuevo.

      Eliminar
  2. Excelente manera de desmitificar cuentos, ya era hora de que Caperucita y el Lobo tuvieran otra historia. Me ha encantado el escrito, Alejandra.. ¡Saludos!! ;)

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno Alejandra :-bd

    Clap,clap =d7

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd