2 de febrero de 2015

el comentario 3 comentarios

Un por qué sin respuesta



Ese Superman de mi infancia
que me llevaba a la calesita los domingos,
que jugaba al trencito y sonreía...
Ese ser excepcional, todo ternura
hacía de todos mis días una fiesta
y con él cada domingo
era la más linda de las locuras.
Ese grandote, lleno de picardía
con la más inocente de las sonrisas
apañaba raras historias
y mis travesuras compartía.
A bordo de su "mágica Estanciera"
ese "Meteoro de entrecasa"
acortaba los caminos
y achicaba las distancias...
Esa persona de corazón gigante
ejemplo de ser humano
de honradez, generosidad y alegría...
Ese gran regalo que me dio la vida,
una mañana fría y triste de invierno,
ella misma me lo quitó,
en silencio, sin permiso
y con él mi risa se llevó...
Mis diez años no comprendieron
el por qué de una injusticia tan grande.
Mi niñez, mi calesita, mis domingos...
Ya no volvieron a ser como antes.
El tiempo, amigo inseparable,
no pudo realizar el milagro...
de cubrir ese enorme espacio de mi vida,
que aún lo añora
que aún lo espera
y que nunca se resigna...
Hoy, ya mujer, aún extraño
su mirada, su sonrisa...
Y el calor de aquellas manos...
 
Gla M.
http://simplementegla.blogspot.com.ar/

3 comentarios:

  1. Bonito escrito y bonita forma de recordarlo.. ¡Saludos!! ;)

    ResponderEliminar
  2. Preciosos escrito Gla. Nos llega a todos al corazón.

    Cariños.

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd