4 de julio de 2015

el comentario 5 comentarios

Hazme feliz

Tus zapatos juveniles, tu blusa transparente y ese jeans que doblas en los tobillos mostrando sutilmente tus calcetas color celeste.
Caminas bonito y tu lengua trae al mundo…Al menos el mío.
Tus ojos se camuflan con los arboles y tu piel clara, suave y pecosa jamás se podría comparar con nada. Siempre me acordaré que decías que eras hija de la luna, quizás era cierto pues eres igual de hermosa que ella.
Suelo acordarme bastante de la primera vez que te vi… Estabas con tus ojos rojos, linda y llevabas puesta esa libertad que te caracteriza.
Fui feliz porque te encontré.
Fui feliz porque me encontraste.
Pero en un instante de lucidez llega a mí una ola de pensamientos y uno de ellos es que ya no estás.
Y si a ratos me recuerdas te pido que sonrías al hacerlo porque yo lo hago todo el día cada día
Y si te pregunto si me recuerdas dime que si, engáñame, hazme feliz.

Ivanka Marino.

5 comentarios:

  1. Una historia preciosa, delicada.
    El texto tiene un ritmo que cautiva y un fondo que nos lleva a mundos conocidos.
    Felicidades por su escrito.
    Abrazos,
    ;;-)

    ResponderEliminar
  2. Bonito texto. Aunque yo preferiría la felicidad de la duda, antes que la felicidad del engaño.. ¡Saludos!! ;)

    ResponderEliminar
  3. Bonita y triste historia, con varias lecturas ya que, aunque describe claramente a la persona a la que se dirige, no sabemos nada del narrador.
    Me ha gustado
    Un saludo

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd