25 de julio de 2015

el comentario 2 comentarios

Si, me siento mal y a veces me siento mal en tu nombre


¿Por dónde empezar? No diré que te extraño, tampoco que me haces falta porque no estoy segura de que siga siendo cierto. Pero la verdad es que aún pienso en ti de vez en cuando y a veces duele… a veces da igual, a veces me da esperanza, a veces me da coraje. Ojalá supiera. En ocasiones me siento rota y vacía y no sé por qué, no sé quien tuvo algo que ver. Ha sido difícil, extraño y complicado, y de vez en cuando me paro a preguntarme qué fue de ti. Hay como 20 canciones de desamor que me recuerdan a ti, como 2 de amor que también lo hacen y se me ocurren mil palabras pensando en ti. Demonios, a veces quisiera que fueras él. A veces necesito a alguien que no sea como tú.
Me pregunto cuál fue el motivo por el cual te cruzaste en mi camino, pero sobre todas las cosas me pregunto si aún te acuerdas de mí, porque puedo jurar que ya lo veía venir, sin embargo, es mentira. La verdad es que nunca vi venir tu definitiva partida. A veces sueño que regresas y a veces sólo deseo haberme despedido. También me da por desear haber hecho las cosas distintas, haberte aprovechado más; porque a veces me siento convencida de que sentí algo fuerte por ti… y en esos momentos me arrepiento.
No sé qué esperaba, ni que buscaba pero no me estaba gustando lo que ocurría entre nosotros. Siempre creí merecer alguien mejor que tú pero en el fondo pensaba que encontrarte había sido por algo. Tal vez la manera que la vida tenía de mostrarme lo inesperado, ¿era también para decirme que los finales felices no lo son como tal? Sé que la vida es posible sin ti, no sólo eso, tiene el potencial de ser buena. Porque cosas como tú se superan. Siempre hay alguien, siempre habrá algo más.
Lo que no regresa es lo que fui. Es una historia sobre la pelea interna de dos partes, una fría soñadora y una realista. ¿Cuál de las dos te dejó entrar? La realista esperaba a alguien con defectos, que no parara mi corazón pero que se quedara. Ella creía en lo académico, lo laboral y en que los esfuerzos valen la pena. Ideaba una familia, poder ayudar y simplemente ser uno más. Mientras que la soñadora quería algo más fresco, un esfuerzo que al mismo tiempo pudiera disfrutarse, quería hacer algo importante, escribir, diseñar, enseñar, estudiar, cumplir sus caprichos y conocer el mundo. Quería ser ella misma, saber decir que no, gritar y mandar lo desagradable al carajo. Y conocer a alguien que lo significara todo.
La realista dijo que estaba segura contigo, era sencillo y conocía las reglas. Simplemente había que intentarlo… la otra cree que ella se equivocó por completo. La soñadora quería botarte. Tal vez debí luchar, pudo ser momento de arriesgarme aunque eso pudiera hacerme quedar mal y equivocarme. Me encantaba tu sonrisa y casi todos los momentos que tuvimos juntos fueron buenos, me ponías nerviosa y era gracioso lo torpe que me ponía contigo. Recuerdo casi todo, todas esas horas viajando a tu lado, ¿sabías que era algo que siempre había querido hacer? Me gustaba escucharte y el mundo que me prometiste era el sitio favorito en mi mente. Te creí cada palabra porque sonaban muy bien. Fallaste a tu palabra y rompiste cada una de mis ilusiones con tus actos. A pesar de todo me encantó conocerte, amé el poco tiempo que tuvimos y lo que sea que compartimos. Me enamoré de ti y me dolió por mucho tiempo, pero se sintió tan bien que a la fecha me gusta pensar en ti.
Pero me he dado cuenta de que he sido una inmadura… y madurar significa aceptarlo. Perdí. Me mata decirlo pero perdí y no hay semana que lo olvide. Hay días en que quisiera que regresaras pero hoy no, hoy digo que no importa si la realidad gana o si los sueños realmente ocurren, quien sabe…


2 comentarios:

  1. Un texto fluido, líquido. Me gusta.
    En cuanto a la historia, estoy con tu tesis, en esta vida... todo puede pasar o no, quién sabe.
    ;;-)

    ResponderEliminar
  2. Bonito ejercicio de sinceridad. Cierto que la realidad siempre gana, pero uno es quien la define. Saludos desde por acá. B-)

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd