16 de agosto de 2015

el comentario 7 comentarios

Decidí que importa.



Tengo que cumplir mi rol. Tengo que trabajar para ganar dinero, acatar ordenes para evitar problemas innecesarios, continuar con la rutina por mas insufrible que parezca y es que es necesario. 

Es muy bonita la idea de vivir disfrutando, hacer lo que a uno le gusta y vivir feliz la mayoría de los días de la vida, bonita pero irreal. 

A lo que me refiero es que no basta con querer algo para que llegue, hay que esforzarse y no descuidar el hecho de que hay que comer y cuidar a las personas que dependen de uno, es decir, para alcanzar cualquier meta hay que sufrir como mínimo dos veces mas que las personas sin ambición.

El plan de mi vida parece que ya está trazado y de acuerdo a la gente que me rodea he llegado a la conclusión de que ganar dinero, cumplir algún capricho de vez en cuando y dejar descendencia es la manera en que tengo que vivir, yo y otros millones de personas que habitan en este mundo y en este tiempo. 

Si tengo que sufrir el tedio y cansancio para alcanzar mi meta ¿Para qué me molesto en tener una?

Nada me garantiza que vaya a conseguirla y la estadística está en mi contra, es muy probable que un día me de cuenta que dejé pasar mi vida sin alcanzar mis metas y me tenga que conformar con lo que he conseguido hasta ese entonces. Ya me imagino repitiéndome argumentos como "al menos tengo amor".

No me parece mal acabar así pero eso no figura en mis planes, no tomé la decisión de tener ambiciones pensando en que voy a fallar. Sufro la rutina como muchos pero tengo la mentalidad de que algún día voy a salir. No me resigno a vivir de esta manera y por eso mismo este estilo de vida se me hace mas tedioso. 

Es verdad que hay una brecha enorme entre lo que uno se imagina que va a ser su vida y lo que es en realidad, también es cierto que las probabilidades no son buenas y que hay factores externos que frenan a toda persona con sentido de la moralidad,como procurar a personas que dependen de tus ingresos. Con lo fácil que sería dedicarme solo a mi, cuánto tiempo salvaría, pero como ya dije; una cosa es la imaginación y otra cosa es la realidad.

Imagino que hay un punto en el que la vida de cualquier persona confunde el hartazgo con la resignación. A todos los obstáculos que ya he mencionado hay que añadirle el miedo de no saber distinguir cuando estoy luchando por mi sueño o cuando me resigno a vivir de esa manera tan tortuosa.

Sería mas fácil dejar de pensar en todo esto pero la realidad me recuerda que no se puede, de niño todo parecía tan fácil: "Si quieres algo lo vas a tener sin mas", creo que vi muchas películas. La vida no es una película y nada me garantiza un final feliz. 

Puedo renunciar a mis sueños y mi vida actual no cambiaría en casi nada, dejaría de estresarme de mas ¿Por qué no lo hago?. 

Por qué sufro del tedio, hartazgo, miedo, cansancio, estrés, frustración, impotencia y aun así me continúo exigiendo. La respuesta es fácil; por mis metas, no me importa si son grandes o pequeñas, decidí que las voy a alcanzar...decidí que importan.


Gisari



7 comentarios:

  1. Todo un ejemplo de resiliencia.
    Ciao,
    ;;-)

    ResponderEliminar
  2. Es que sin metas tanta rutina y sacrificio autoimpuestos carecerían de sentido (si es que ya no carecen de sentido por sí mismos). Se alcancen o no, soñar siempre es un alivio.. ¡Saludos, Gisari!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con tu frase de "soñar es un alivio". Muchas gracias por tu opinión, un abrazo Fritzy.

      Eliminar
  3. Tan común en estos tiempos, que la desesperanza no nos haga ver nuestras metas como imposibles, o que la edad se interponga entre los que "somos y lo que queremos ser". Me gustó. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Yo siempre me quedo con aquella tantas veces repetida frase de Machado "Caminante no hay camino, se hace camino al andar" El cansancio también forma parte del camino, ¿no es cierto?
    Un texto que invita a la reflexión. Muy bueno
    Un saludo

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd