18 de noviembre de 2015

el comentario 6 comentarios

Tiempo


Te vi tras la reja, como cuando éramos niños: Yo te miraba tomándome de los barrotes y mi estómago se estrujaba, no sé si de las ganas de comer ese chupetín redondo y multicolor que lamías lentamente, observándome de reojo o, porque me gustaba tu pelo rubio ensortijado volando al viento de la tarde, agitado por el rodar de tu bicicleta. Ibas a la clase de inglés los martes y jueves a las seis de la tarde y pasabas lentamente por la acera frente a mi casa. 
Hoy, yo recogía unas violetas del jardín cuando te divisé, casi desde el suelo. Como si fuera ayer, te vi. Sólo que no llevabas el chupetín en tu mano, tus rizos no ondulaban en el aire que corría entre las ventanillas abiertas de tu automóvil, más, creo que te quedaba muy poco de ellos y, mientras mi corazón se agitaba, permanecí agachada, zozobrando en el miedo de que te detuvieras. Continué seleccionando florecillas azules e intenté enderezarme gradualmente, pero no pude. Mi ciático me jugó una mala pasada esta vez. Sin embargo, nos miramos, creo que más profundamente que antes. Y cuando pasaste, supe que el hilo invisible que sujetaba nuestras memorias, seguía indemne, después de cuarenta años.



6 comentarios:

  1. Hola Zuli. Me gustó la dinámica de descripción y la emoción que se va asomando desde cada palabra. te felicito! rodrigo

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado. Muy bueno como recreeas el reencuentro. Toda una vida expresada en dos momentos. El tiempo no existe, lo hemos inventado nosotros. En la memoria, los dos instantes separados por cuarenta años, son el mismo, aunque en medio hayan transcurrido dos vidas totalmente ajenas una a la otra.
    Felicidades por tu texto Zuni
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Un gusto leerle de nuevo, Zuni. Bonito texto. Un encuentro simple de repercusiones memorables, en las que no hace mella ni el tiempo ni el olvido.
    Saludos y un abrazo desde por acá.

    ResponderEliminar
  4. HAY DIAS
    En los que tu imagen tu memoria; tu, vienes a la mente mía.
    Recordar es volver a vivir.
    Y sin pensarlo no te extraño mas, no siento necesidad de conocerte más, solo te veo como lo que siempre fuiste, algo distante, algo soñado en la colina más lejana en mi mundo (aun en mi mundo).
    Esos cielos azules o rojos, o la noche estrellada, ya no por estrellas sino por las luces de la ciudad desde la azotea en que tu risa se fue junto al viento, tu tristeza y mi realidad chocando cada momento.
    Como para llamarte mis manos te buscan mi corazón te busca. Tu nunca exististe, aun así formas parte de mí, como las ideas forman parte de mi mente.
    ¿Que eres? sino una idea fortuita, algo que nunca fue, algo que solo se quedó en palabras, y sentimientos, que al igual que tu sonrisa se fueron llevadas por el viento.
    Lo siento quisiera decir, pero no lo siento por ti, siento tener que vivir con estas memorias, en la oscuridad que me causan. Eras luz, parecías libertad y vida, y te fuiste alejada por mí, y ahora solo eres un planeta sin luz propia.
    Tus labios bellos tu figura exquisita, tu hermosa. Aún estás en mi vista, en mi vista lejana esa que no ve bien, necesitaría anteojos para verte desde aquí, anteojos que no tomare, cuestan muy caros, tus labios tu figura, tu. No lo tomare, cuestas más de lo que tengo, o tendré nunca, si tuviese un crédito pagaría toda mi vida, mejor, preferiría al igual que algunos pobres desgraciados que le deben a las instituciones financieras. Morir por mi propia mano.

    Y

    Aun así.

    TODAVIA TE ALCANZO A VER.

    ResponderEliminar
  5. Hola Zuni, que relato más bello. Con él me haces pensar que no existe ni pasado, ni futuro, sino que todo es un presente, sobre todo cuando se trata del amor. Todos tenemos un amor así, que va atado a un hilito que olvidamos pero siempre está ahi. Gracias y saludos.

    ResponderEliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd