7 de septiembre de 2016

el comentario 4 comentarios

Mi reto, tu vida.



Todo lo que me invade del comportamiento de otros, esto que en realidad es un reflejo de mis más grandes miedos. A vivir en plenitud o fracasar, sin importar cuál. Un enojo, un grito o un reclamo que sale de mí, haciendo un viaje desde lo más profundo y sordo de mi interior hasta o más externo y peligroso.
Así es como tu vida se presentó sin avisar, improvisando ante la puesta en escena de la misma realidad que baña nuestra visión de situaciones. Solo al mirarte mi alma estremeció al punto de sentir acalambrar mis piernas, quedando sin fuerza para mantenerme de pie. Un reto único, obstáculo que repite y repite sin importar las veces saltado, reapareciendo ante mí de manera sistemática y constante, como juego mecánico interminable diseñado con el único fin de mantenerme dentro, una entrada sin salida y sin descanso. Eso eres para mí, siempre un reto, una pared alta y lisa, que al ser escalada, emerge doblando su altura. Espejo de mi ser y de mis temores más profundos así como el amor que te profeso.
Un reto divino a la vida, puede ser la mía o la tuya qué más da, en realidad no me importa. Siempre que siga este fuego por dominar, combustible de mis pasos y oxigeno de mi respiración. Quiero que seamos felices, quiero que estemos bien y juntos. Sin separarme de ti ni un solo día, para ver y sentir. Para enojarme y volver a la calma. Para sentir miedo acobijándome en ti y saber que todo estará, bien o mal.
Enseñarte a vivir, lo mucho o poco que mis días me han mostrado. Que puedas ver cómo me equivoco y reflexiono. A caer y levantarnos más fuertes, mas unidos. Que sepas y a la vez saber que estaremos el uno para el otro, ahora y siempre. Dos vidas entrelazadas retándose, reflejados en uno en el otro con una simple mirada, una palabra o el más mínimo contacto.

Eso es ahora mi reto, superar mis miedos y encaminar tu vida.


4 comentarios:

  1. Es toda una declaración de intenciones para superar miedos y está muy bien pero eso de encaminar la vida de alguien... ¿no crees que cada persona ha de decidir libremente cuál es su camino?
    ;;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si claro, siempre lo será... Pero una cosa es decidir por la persona y otra es ayudarlo a encontrar su camino. Esta reflexión es eso, ayudar, en esta caso me inspiro en un niño, a vencer sus miedos a la vida, dada de su inexperiencia en ella. Te agradezco infinitamente tu reflexión. La idea es causar este tipo de inquietudes en cada cosa que plasmamos en letras.

      Eliminar
  2. Cuando he leído el texto pensé en un niño, precisamente por eso de inspirar en su vida con la propia experiencia. Luego, al leer tu comentario, me has confirmado tu inspiración. Y destaco sobre todo ese “superar mis miedos”, porque no se puede ayudar a una persona a levantarse sin haberse caído uno mismo y haberse levantado a su vez. Hay que haber superado el abismo para tender la mano desde el otro lado, aunque, por supuesto… cada uno tiene su propio abismo.

    Buena reflexión y hermosa forma de plantearla. Enhorabuena Jose. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isidoro de verdad agradezco tus comentarios. Te respondo con otro caluroso saludo.

      Eliminar

Si usted tiene voluntad de escribir su comentario, también esta invitado a publicar con nosotros obras más complejas. Simplemente envíenos su trabajo a nosomosescritores@gmail.com y nosotros nos encargamos del resto.

Gracias por visitarnos y participar.

Si no encuentra cómo y se muere de ganas, también puede comentar aquí con su perfil de Facebook



Código de emoticones para sus comentarios
:) :( ;) :D ;;-) :-/ :-O X( B-) #:-S :(( :)) =)) ~X( :-t 8- =P~ #-o =D7 :-SS :-q :-bd